Economía

La cosecha de arroz será histórica pero su precio no dará tregua

En los últimos cinco meses el arroz se ha encarecido un 76% y no se vislumbran perspectivas de contención. La ONU vaticina para este año una cosecha récord en Asia, África y Latinoamérica, pero eso no tendrá efecto sobre el bolsillo ni en los precios, ya que este organismo prevé menores existencias almacenadas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 04:40 h.

En los últimos cinco meses el arroz se ha encarecido un 76% y no se vislumbran perspectivas de contención. La ONU vaticina para este año una cosecha récord en Asia, África y Latinoamérica, pero eso no tendrá efecto sobre el bolsillo ni en los precios, ya que este organismo prevé menores existencias almacenadas por los exportadores.

Lo advierte la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Tras unos meses de constante alza de productos de primera necesidad como la leche y el pan, ahora se suma el arroz. Los precios de este alimento básico seguirán altos "a corto plazo" debido a que "la mayoría de las cosechas de 2008 se recolectarán a finales de año". Y ello, a pesar de que el organismo pronostica que la producción de arroz este año alcance cifras récord en Asia, África y Latinoamérica, de manera que "podría aumentar en torno al 2,3% y alcanzar los 666 millones de toneladas", señaló la experta de la FAO, Concepción Calpe.

Este organismo recordó que, entre diciembre de 2007 y el pasado mes de abril, los precios subieron un 76%, según el Índice de Precios del Arroz de la FAO, y señaló que no se espera una bajada "debido a que se prevé que las existencias almacenadas por los exportadores disminuyan notablemente". Además, importadores destacados como Irán, Arabia Saudita, Nigeria y Senegal probablemente volverán a acudir al mercado internacional a comprar arroz.

A menos que se supriman las restricciones a la exportación que han impuesto algunos países productores para paliar la escasez entre sus ciudadanos, "se espera que los precios sigan extremadamente estables, al menos hasta el tercer trimestre de 2008", indicó la FAO. Estas prohibiciones, impuestos o límites mínimos han restringido, "más si cabe", la disponibilidad de suministro en los mercados internacionales, provocando subidas de precios y condiciones de abastecimiento "más ajustadas".

La única posibilidad de que los precios den un respiro pasa, según Calpe, por unas condiciones meteorológicas favorables y por la eliminación de dichas restricciones, que han adoptado todos los "exportadores destacados" salvo EEUU, Tailandia y Pakistán.

En todo caso, afirmó que es "poco probable" que los precios vuelvan a los niveles de 2007, ya que los cultivadores de arroz pagan ahora "mucho más por sus fertilizantes, pesticidas y combustible".

Otro efecto de las limitaciones a la exportación será la reducción del comercio de arroz, que caerá alrededor de un 7%, aunque ni este descenso ni los altos precios repercutirán en el consumo medio por persona en el mundo, que aumentará un 0,5%, hasta los 57,3 kilos anuales.

Sin embargo, la FAO también alertó de que el ciclón Nargis y sus devastadores efectos sobre las cosechas de la antigua Birmania, actual Myanmar -donde ha causado miles de muertos y graves daños materiales- podría echar por tierra el objetivo de alcanzar una producción récord.

El ciclón, que "se produjo cuando los campesinos estaban recolectando la cosecha de la estación seca, que supone el 20% de la producción anual", ha inundado grandes áreas de arrozales y ha destruido almacenes y reservas de arroz. A raíz de este desastre, los precios de arroz en la capital, Rangún, han subido hasta un 50%, y no se descarta que el país tenga que recurrir a las importaciones desde Tailandia o Vietnam, lo que "podría suponer una mayor presión sobre los precios mundiales".

En cuanto a la producción de arroz por continentes, la FAO prevé que se alcancen los 26,2 millones de toneladas en América Latina y el Caribe (un 7,4% más). En África se llegaría a los 23,2 millones de toneladas (un 3,6% más), mientras que en Asia superaría los 600 millones de toneladas.

  • 1