lunes, 19 noviembre 2018
11:51
, última actualización
Local

La creatividad y el diseño se cosen a mano

Emprendedora en tiempos de crisis. Adiós Resalero oferta em Triana complementos de mujer y niño hechos de forma artesanal

el 13 feb 2012 / 20:34 h.

TAGS:

Hortensia González en la tienda Adiós Resalero, situada en el mercado de Triana.

Una canción de la popular fiesta de Las Candelas de La Puebla de los Infantes da nombre al negocio que ha puesto en marcha la joven emprendedora Hortensia González. Adiós Resalero, que es como se llama, es una tienda que se encuentra en el mercado de Triana y que oferta complementos para mujeres y niños. A pesar de la crisis económica y de que la artesanía no vive su mejor momento, esta licenciada en Bellas Artes especializada en grabado y diseño decidió lanzarse a la aventura.

"Terminé la carrera y quería darle salida a la creatividad que tenía dentro, porque el arte está en estos momentos en horas bajas", destaca. El hecho de que se criara entre costuras también le ha ayudado en el negocio, donde se pueden encontrar desde broches y pendientes, acuarelas o bolsos, hasta colchas para cunas de bebé que pueden solicitarse por encargo, todo marcado por un fuerte acento artesanal.

"Es una mezcla de artesanía, creatividad y diseño. Lo bueno es que el cliente puede participar en todo momento y elegir qué es lo que quiere. Por ejemplo, para un carrito de niño. ¡No todo tiene que ser celeste o rosa", añade Hortensia González, que recuerda que todo el proceso está hecho a mano.

Entre sus clientes, muchos turistas que pasean por el barrio de Triana y que visitan el mercado, pero también clientes habituales que han aprendido a apreciar las cosas que ofrece Adiós Resalero. "Funciona mucho el boca a boca", destaca su promotora. "La gente que se acerca por aquí nos comenta que cada vez es más complicado encontrar cosas originales, porque hay algunas tiendas de artesanía de las que se montan en una tarde porque se va a un almacén y se compran todos los productos en el momento, sin saber además de dónde proceden ni cómo se han hecho", indica.

La firma cuenta también con página web, aunque "es más impersonal y el cliente no puede ver la calidad de los productos; el hecho de que la gente toque las prendas y las vea limita las ventas pero también tiene su encanto. De hecho, la mayoría vuelve a comprar aquí". Las ventas han crecido en Navidad, aunque aún no le ha dado tiempo de hacer balance debido a los pocos meses que lleva en marcha.

A pesar de esta circunstancia -el establecimiento abrió sus puertas el pasado mes de abril- ya hay vendedores de otros países interesados en sus productos. Así, hay distribuidores que han solicitado información de distintos países de Europa, como Francia, Italia o Austria, además de otros procedentes de más ciudades españolas. "Cada vez la marca se va haciendo más conocida; todavía me emociono cuando veo a alguien por la calle en Sevilla que lleva algo que he hecho yo", relata la joven.

La manera de darse a conocer más allá del mercado de Triana es a través de la participación en ferias de artesanía, como la de El Pedroso (Sevilla), que es lo que le ha valido para generar contactos que le ayuden a extender el negocio de su marca.
Sin embargo, el problema, como el de la mayoría de los emprendedores que se han lanzado a montar una empresa en tiempos de crisis, es la financiación y la obtención de ayudas. "Hemos pedido una subvención especial para autónomos porque la inversión inicial que necesitamos para poner en marcha el proyecto fue muy fuerte, no sólo en dinero, también en tiempo, y necesitamos un colchón para para poder producir a demanda", destaca González.

En cualquier caso, no se arrepiente de haber apostado por este negocio. "Cuando salí de Bellas Artes vi que las opciones eran muy limitadas y estaba muy perdida. Una chica que hace porcelana también en el mercado me habló de este local y decidí dedicarme a hacer lo que en realidad me gusta, aunque sea un plan arriesgado. De hecho, creo que la crisis económica ha sido una oportunidad para ello; quizás si las cosas hubieran estado mejor en el mercado laboral nunca me hubiera planteado hacer esto", subraya.

  • 1