Local

La crisis de la CSU bávara se cobra otra víctima

Apenas un año después de la dimisión de Edmund Stoiber al frente del gobierno bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU) ha sacrificado a su cúpula al completo y busca un líder fuerte para salir de la crisis que le ha llevado a perder la mayoría absoluta en esa rica región tras más de cuatro décadas.

el 15 sep 2009 / 16:05 h.

TAGS:

Apenas un año después de la dimisión de Edmund Stoiber al frente del gobierno bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU) ha sacrificado a su cúpula al completo y busca un líder fuerte para salir de la crisis que le ha llevado a perder la mayoría absoluta en esa rica región tras más de cuatro décadas.

La última víctima lleva el nombre de Günther Beckstein, el primer ministro, que presentó su renuncia, después de que el presidente del partido, Erwin Huber, hiciera lo propio el pasado martes.

El dúo que asumió las riendas del poder bávaro hace menos de un año se doblegó así a los deseos del partido, que les imputa en buena medida el descalabro del domingo, cuando la CSU cosechó el peor resultado desde hace más de medio siglo, al retroceder del 60,7 al 43,3 por ciento de los votos.

Después del "revés electoral, siento que no cuento con el suficiente respaldo dentro del partido", dijo Beckstein compungido a la vez que aliviado, durante una breve comparecencia ante los medios que hacen guardia desde hace tres días en Múnich, siguiendo el ya bautizado como "terremoto" bávaro.

Beckstein explicó que no se presentará como candidato para la nueva legislatura, "porque es el momento -dijo- de plantear nuevos retos" en el seno de la CSU y "gobernar en coalición es mucho más complicado que en solitario".

  • 1