Cultura

La crisis del flamenco y el arte gaditano de la prima de Riesgo

el 15 dic 2011 / 20:25 h.

Vicenta García, gaditana, asegura ser la prima de Riesgo. Y es cierto: es prima del cantaor 'Paco Riesgo'.
El otro día hablábamos con un conocido agente artístico afincado en Sevilla y nos daba unos datos que nos pusieron la carne de gallina. El mercado flamenco está por los suelos, al borde del precipicio. Apenas hay contratos y los pocos que se firman se pagan en tres plazos: tarde, mal y nunca. Las peñas flamencas son las que pagan más pronto, en el acto, como ha ocurrido siempre. Incluso cuando no estaban supeditadas a las subvenciones públicas. Según este agente artístico y otros, el sector está totalmente arruinado por culpa, sobre todo, de las instituciones públicas, que no pagan ni amarradas. Desde hace años, cuando las arcas de los ayuntamientos se quedaron vacías, los gestores de la cantelogía comenzaron a ponerse en manos de agentes artísticos que ponían el dinero para que se celebraran los festivales, con la condición por escrito de recuperarlo al cabo de unos meses con intereses.

Todo el mundo decía "la cosa está mal, ¡pero vaya festival que ha hecho este año La Unión!", por poner un ejemplo. Ya saben cómo han venido haciendo sus festivales desde hace unos años. Luego, claro, apenas tenían dinero para pagar los premios del concurso. Ni siquiera para las dietas. El problema de agarrarse a la teta pública llega cuando ésta se seca. Pero, como no hay mal que por bien no venga, esto puede servir para que las aguas vuelvan a su cauce. Se ha despilfarrado mucho dinero en el flamenco y de aquí en adelante habrá que administrar mejor el escaso jurdó que hay. Sobre todo porque, según parece, el próximo año no va a haber dinero para casi nada. El poco que habrá se lo llevarán aquellos avispados artistas que más se arrimen al poder político, como suele ocurrir siempre. ¿Qué festivales de verano tendremos el próximo año en Andalucía? Como tenemos elecciones autonómicas en marzo y se supone que habrá cambio de partido político en el timón del Gobierno andaluz, es toda una incógnita. Los agentes artísticos anuncian ya que será un año muy malo, que están más preocupados por poder cobrar lo que les adeudan las administraciones públicas que en el flamenco que van a vender el próximo año, que va a ser muy poco.

A pesar de lo mal que pinta el futuro para el flamenco y los flamencos, los artistas y los aficionados no pierden el sentido del humor. Sobre todo desde que se han enterado de que la prima de riesgo es natural de Cádiz. ¿Es que podría haber sido de otra tierra que no fuera la Tacita? Resulta que en Cádiz hay un cantaor al que llaman Paco Riesgo, que en realidad se llama Paco García. Y como allí hay un ingenio fuera de lo común en seguida ha aparecido una prima del citado cantaor diciendo que ella es la célebre prima de Riesgo. Y lo es, claro está. A ver quién es capaz de discutírselo a la señora Vicenta García. Desde que esto se sabe, en Cádiz están siempre pendientes de ella, de si sube o de si baja de su casa a la calle, en vez de consultar los diarios económicos. Que Vicenta baja a por boquerones a la plaza, alivio general a compás; que sube, chungo. El flamenco ha sabido siempre echarle humor a los malos tiempos. Nuestros artistas nunca han estado mejor que ahora, se diga lo que se diga.

  • 1