Local

La crisis del ladrillo impide a ASAS continuar su plan de remodelación

La Asociación Sevillana de Ayuda al Discapacitado (ASAS) ha visto frenados sus planes de ampliación por la crisis del ladrillo. La intención de la entidad era financiar la construcción de su segundo edificio con la venta de un terreno en Entrenúcleos, pero no hay comprador.

el 15 sep 2009 / 17:31 h.

TAGS:

La Asociación Sevillana de Ayuda al Discapacitado (ASAS) ha visto frenados sus planes de ampliación por la crisis del ladrillo. La intención de la entidad era financiar la construcción de su segundo edificio con la venta de un terreno en Entrenúcleos, pero no hay comprador.

La veterana entidad de ayuda social inició hace más un año la ampliación del centro ubicado en la zona de Entrenúcleos de Dos Hermanas. El proyecto consiste en la construcción de dos edificios de dos plantas para mayor comodidad de los pacientes: el primero está terminado a falta de comprar los muebles y el segundo pretendía financiarse con la venta de unos 9.000 metros cuadrados de una parcela de su propiedad.

Pero como reconoce el gerente de ASAS, Antonio Martín, "la crisis económica no sólo está en los medios, también está en la vida real", sentencia. La directiva no encuentra compradores que puedan pagar lo que están pidiendo por ese espacio de Entrenúcleos, el mayor foco de desarrollo urbanístico del municipio nazareno, que pretende unir el barrio de Montequinto con el casco histórico de la ciudad.

"No se trata de especular con el suelo, sino de recibir una oferta justa porque no queremos malvender nuestra propiedad", argumentó ayer Martín que, además, declaró que basándose en lo que ha costado construir el primer módulo, en torno a un millón de euros, con la venta de sus terrenos confían en financiar aproximadamente la mitad de la segunda fase de ampliación.

El gerente de la asociación comentó que hace un año, cuando la crisis del ladrillo aún no era tangible, sí que recibieron ofertas interesantes por el espacio, aunque entonces estaban inmersos en la construcción del primer módulo.

Eso sí, la organización no tiene problemas en esperar un año o dos para vender ese suelo porque "la crisis algún día tendrá que terminar y entonces volveremos a tener ofertas interesantes", aseguró Martín.

Por otro lado, desde ASAS confirmaron ayer que el primer módulo está completamente terminado y, si no hay imprevistos, los pacientes podrán trasladarse a principios de 2009, cuando el complejo pueda amueblarse debidamente. La directiva solicitó una subvención de 205.000 euros a la Consejería de Bienestar Social para acondicionar el edificio y le ha sido concedidos unos 198.000 euros. El dinero lo recibirán a partir de febrero, aunque ya pueden contactar con empresas para adquirir el mobiliario y pagarlo más tarde.

  • 1