Local

La crisis del Tíbet consigue apagar la antorcha olímpica

Desde su salida de la Torre Eiffel portada por el ex atleta Stephane Diagana, la llama se vio rodeada de manifestantes a favor de los derechos humanos y por miles de banderas del Tíbet. Finalmente, fue apagada durante su recorrido por París "por motivos técnicos" y custodiada en un autobús. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 02:52 h.

TAGS:

Desde su salida de la Torre Eiffel portada por el ex atleta Stephane Diagana, la llama se vio rodeada de manifestantes a favor de los derechos humanos y por miles de banderas del Tíbet. Finalmente, fue apagada durante su recorrido por París "por motivos técnicos" y custodiada en un autobús.

Ante el retraso que acumulaba, los organizadores decidieron subir la antorcha en un autocar en varios tramos, aquellos en los que el número de los manifestantes era mayor. Muchos de ellos se tiraban por tierra para tratar de frenar el avance del cortejo, rodeado de impresionantes medidas de seguridad. Cuatro personas fueron detenidas a lo largo del recorrido, una de ellas con un extintor. Tanta fue la tensión que el trayecto fue suspendido en su último tramo.

A su paso frente a la Asamblea Nacional (la Cámara de Diputados francesa), se desplegó una pancarta en favor del Tíbet y varios parlamentarios se manifestaron en favor de los derechos humanos y cantaron La Marsellesa. Desde allí la antorcha se dirigió directamente al estadio de Charlety, junto al Comité Olímpico Francés, lugar previsto para acabar el recorrido.

El dispositivo de seguridad que rodeó a la antorcha incluía a 3.000 agentes que crearon una burbuja de un perímetro de 200 metros en torno a la llama. Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras protestaban contra lo que consideran una vulneración de los derechos humanos por parte de China en los disturbios de hace unas semanas en el Tíbet.

Fechorías. Antes de los incidentes de ayer, la antorcha ya había corrido la misma suerte en el inicio de su recorrido en Londres. En este sentido, China condenó "las infames fechorías" de los manifestantes que boicotearon el recorrido en la capital británica y que se saldaron con 35 detenidos.

El Comité Organizador de Pekín 2008 habló en el mismo sentido y calificó el comportamiento de los manifestantes como un desafío al espíritu olímpico.

El presidente del COI, el belga Jaques Rogge, manifestó que "la violencia no es compatible con el espíritu olímpico" y puso de manifiesto "la profunda preocupación" del organismo por lo que está sucediendo en el Tíbet.

En estas circunstancias, el temor de que las protestas continúen empañando el recorrido olímpico se ha extendido a Buenos Aires y Hong Kong. El presidente del Comité Olímpico Argentino, Julio Cassanello, manifestó ayer que no puede "prever lo que va a pasar en Buenos Aires" cuando aterrice el fuego olímpico procedente de San Francisco.

Por su parte, la Alianza de Hong Kong en Apoyo de los Movimientos Democráticos Patrióticos de China ha confirmado que se manifestará a favor del respeto de los derechos humanos en China durante el paso de la antorcha olímpica por Hong Kong. "El modo en que lo hagamos dependerá de lo que nos permita la Policía", señaló a Efe el portavoz de la Alianza, Lee Cheuk Wan.

  • 1