Local

La crisis favorece una caída récord de la emisión de CO2 al aire

Algo bueno ha deparado la crisis económica. Y es que, al menos en España, ha provocado la caída de las emisiones, que han bajado un 17% este semestre.

el 15 oct 2009 / 19:19 h.

TAGS:

La crisis económica sigue incidiendo en las emisiones de CO2, que en el primer semestre de este año registraron un descenso del 17% respecto al mismo periodo de 2008, según los datos del Observatorio sobre cambio climático de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), presentado ayer.

Estas emisiones corresponden al sector de la producción de cemento y de la energía, que desde 2000 generaron cerca del 97% de las emisiones nacionales de dióxido de carbono, por lo que es una buena aproximación a las emisiones totales españolas. Por sectores, las emisiones de CO2 por generación de energía se redujeron en el primer semestre un 16,2% y un 30% en el sector del cemento, una rebaja atribuida fundamentalmente al pinchazo de la burbuja inmobiliaria. En el transporte automotriz el descenso, del 5,5%, fue menos acentuado, y en el sector eléctrico la bajada llegó al 14% por la caída de la demanda eléctrica y la mayor incidencia de las energías renovables.

Durante la presentación del Observatorio a los medios, Xavier Labandeira, responsable de la Cátedra sobre Economía del Cambio Climático de FEDEA, consideró que hay que ser "cautos" y "no triunfalistas", ya que cuando se supere la crisis puede haber otro despegue de las emisiones.
Para continuar en una senda de reducción de emisiones, Labandeira incidió en la eficiencia energética, un campo en el que hay que profundizar, y en la fiscalidad "verde", aunque reconoció que establecer nuevos impuestos es "difícil de vender" desde el punto de vista político.

Precisamente sobre el sector del transporte, el secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, pidió que no se descarte una posible penalización del uso del coche particular como una de las medidas para luchar contra el cambio climático. "Habría que poner en marcha medidas que primen el uso del transporte público y no descartemos que penalice el uso del vehículo privado", dijo en un encuentro con ciudadanos e internautas para celebrar el Blog Action Day.

Propuesta. España podría reducir hasta un 30% en 2020 las emisiones gases de efecto invernadero (GEI) de los sectores difusos, es decir, transporte, industrias no sujetas al comercio de emisiones, el sector residencial o la agricultura, con un coste de unos 1.000 millones de euros para la aplicación total de todas las medidas adicionales, según la organización WWF, que aseguró que la propuesta es "viable técnica y económicamente".

Mientras tanto, la Unión Europea no quiere garantizar un recorte de emisiones de dióxido de carbono (CO2) del 30% por parte de los Veintisiete antes de que otros actores internacionales se comprometan a realizar un esfuerzo equivalente, informaron ayer fuentes comunitarias.

A pesar de la insistencia de países como el Reino Unido, Bélgica, Holanda, Suecia y Dinamarca en que este objetivo de reducción para 2020 no pierda ambición, cobra fuerza en la Unión la idea de que garantizar tal nivel de esfuerzo antes de que exista un compromiso internacional equivalente perjudicará a la UE de cara a la cumbre de la ONU sobre cambio climático en Copenhague, donde debe culminar el nuevo acuerdo global. Asimismo, los países de la Agencia Internacional de la Energía quieren que el resto del mundo se comprometa con el objetivo de reducir al menos a la mitad las emisiones de CO2 para el horizonte de 2050 y pidieron un "acuerdo ambicioso".

  • 1