sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización
Local

La crisis frena el ‘baby boom’ de los dos últimos años en la Gran Sevilla

El número de nacimientos vuelve a las cifras de 2007, tras dos años en los que el Aljarafe ha disparado los alumbramientos

el 26 dic 2011 / 20:42 h.

TAGS:

La crisis ralentiza la natalidad del área metropolitana, donde viven cuatro de cada cinco bebés que nacieron en la provincia en el último año. Desde que se tocó techo en 2008 tras rebasar los 20.000 nacimientos, la tendencia ha sido a la baja, algo que se percibió en 2009 -cuando pese a todo se logró el segundo mejor dato de natalidad de la década- y que se confirma en 2010, cuando vinieron al mundo 18.597 personas, calcando la cifra de 2007 y 2006, según los datos provisionales del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

La tasa de natalidad, pese a esa ralentización, se mantiene alta en el Aljarafe, sostén del aumento de población sobre todo por tratarse del lugar de residencia de parejas jóvenes que empiezan a formar una familia. Siete de los diez municipios con la tasa más elevada pertenecen a esta comarca, empezando por Umbrete, que por segundo año consecutivo lidera esta clasificación, después de que se haya superado a sí mismo y haya alcanzado los 177 alumbramientos en 2010 pese a ser una población de poco más de 8.000 habitantes. La tasa de natalidad es de 22,10 habitantes, el doble que la media nacional, que se situó el pasado año en 10,51 -la más baja desde 2003, según el INE- y por encima incluso que la tasa mundial, situada en el 19,51.

Ese ritmo sólo lo aguanta un municipio sevillano que, además, es de los pocos que están fuera del área metropolitana, aunque sólo sea por escasos kilómetros. Burguillos es el segundo pueblo en tasa de natalidad, con 21,08 nacimientos por cada mil habitantes. Tras ellos, la mayoría son del Aljarafe, además de ser los habituales en las estadísticas de los últimos años: Bollullos de la Mitación, Bormujos, Espartinas, Palomares del Río, Albaída del Aljarafe y Coria del Río están en ese top ten de los pueblos con más madres en el último año y constatan el hecho de que la segunda corona del Aljarafe es donde más se sostendrá el crecimiento vegetativo de los últimos años.

En esa lista figura también otro municipio metropolitano como es La Algaba y, por sorpresa, el pueblo de Los Molares, con la octava mejor tasa de natalidad (17,22).

Los datos del Instituto de Estadística de Andalucía también dejan espacio para debatir sobre el futuro auge poblacional de la Gran Sevilla, ya que hay poblaciones que están sufriendo cierto parón en los nacimientos. Mención aparte del fenómeno de Castilleja del Campo -por su escasa población-, ya son varios pueblos los que registran tasas de natalidad por debajo de 10, como Carrión de los Céspedes, Carmona, Benacazón o Valencina de la Concepción. Además, muchos coinciden con aquellos que empiezan a perder población total por el envejecimiento de sus habitantes.

Pese a todo, el aumento de población no baja, al menos, en el crecimiento vegetativo. En eso no sólo dependen los nacimientos, sino también las defunciones, que en la Gran Sevilla se situaron en 10.988 fallecimientos, es decir, un poco menos que en 2009, aunque un 22% menos que los datos de 2007, cuando se registraron un total de 14.183 muertes en los 46 pueblos del área metropolitana.

  • 1