viernes, 14 diciembre 2018
23:09
, última actualización
Local

"La crisis ha ayudado a sacar ideas que se habrían quedado en el cajón"

Mónica Moreno. Es socia promotora de Coynnova Consultores, del grupo Coynet, además de la primera mujer al frente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Sevilla

el 03 mar 2012 / 19:52 h.

TAGS:

Mónica Moreno es la promotora de Coynnova Consultores, una firma perteneciente al grupo Coynet que ofrece servicios externalizados a la empresa para gestionar sus procesos de I+D+I. Lleva años implicada en las organizaciones empresariales. De hecho, desde mayo de 2010, es la presidenta de AJE-Sevilla, convirtiéndose así en la primera mujer en ostentar el cargo.

-Su firma se dedica a la estrategia de innovación de la empresa. ¿Qué significa exactamente?
-Coynnova tiene como objetivo ayudar a nuestros clientes a transformar sus organizaciones en empresas innovadoras, ofreciéndoles servicios que cubran todas las áreas relacionadas con la gestión de los procesos de I+D+I. Así, adquieren ventajas competitivas que les ayudan a diferenciarse en un mercado donde la calidad y el precio son condiciones necesarias pero ya no suficientes. Funcionamos de forma similar a como lo haría un departamento de I+D integrado en la empresa, con la ventaja de ofrecer un servicio externalizado, que la organización requerirá sólo cuando realmente lo necesite.

-¿Qué perfil tienen sus clientes?
-No tienen uno predeterminado. Colaboramos con empresas de muy diversos sectores y tamaños. Ayudamos a innovar tanto a micropymes como a pequeñas y medianas empresas pertenecientes a sectores tan diversos como el medioambiental, el turístico o el energético.

-Con la crisis, ¿son ahora más los emprendedores que se acercan a Coynnova para conocer ayudas y posibilidades de inversión para generar autoempleo?
-La mayor parte de nuestros clientes son empresas jóvenes pero ya afianzadas. Es cierto que también estamos colaborando con emprendedores que comienzan su andadura empresarial con la puesta en marcha de desarrollos tecnológicos o de procesos innovadores propios, que se atreven a dar el paso, quizás empujados por la dificultad de acceder al mercado laboral por cuenta ajena. La puesta en valor de este talento por obligación es quizás una de las consecuencias positivas de esta crisis que nos ha tocado vivir. Probablemente en otro momento estas ideas se hubiesen quedado guardadas en un cajón. El 45% de los nuevos negocios son fruto de la innovación.

-¿La crisis le afecta?
-Coynnova nace en 2008, en pleno estallido de la crisis. No es que nos haya afectado, es que hemos nacido y estamos creciendo con ella, en un entorno marcado por la dificultad de acceso a la financiación y la necesidad de multiplicar el esfuerzo para generar oportunidades. Dicen que en tiempos difíciles se forjan las grandes fortunas y caen grandes imperios. Ese es uno de los elementos positivos u oportunidades que podría destacar de estos momentos, la reducción de la competencia, unido a una incipiente consciencia de la importancia de la innovación para hacer una región competitiva.

-Su empresa forma parte de un grupo de compañías, Coynet. ¿Qué importancia tiene la sinergia entre distintas firmas en la situación actual?
-En épocas como la actual, las sinergias entre empresas son vitales. Utilizar recursos en conjunto permite minimizar costos, maximizar utilidades y aumentar nuestra eficacia. Unir capacidades y esfuerzos de cara a lograr un objetivo común multiplica exponencialmente los resultados que podemos alcanzar.

-¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?
-En estos momentos estamos trabajando para establecer alianzas con compañías implantadas en Europa y distintos países de Centroamérica con el objetivo de ayudar a empresas a acceder a fondos destinados a I+D+I. Los fondos públicos van a dirigirse cada vez con mayor asiduidad a participar en el desarrollo de grandes proyectos de cooperación relacionados con las nuevas tecnologías donde colaboren diferentes empresas. Queremos estar presentes en esos países para facilitar la participación de empresas españolas en los proyectos de cooperación que se generen.

-Es presidenta de AJE-Sevilla y vicepresidenta de AJE-Andalucía. ¿Ha notado que los jóvenes se interesan más por ser empresarios?
-El número de jóvenes que se lo plantean como alternativa al desempleo ha ascendido en el último año. Sea por vocación o por necesidad, la realidad es que las consultas recibidas en AJE Sevilla en 2011 rondan las 1.200. Muchos jóvenes tienen ideas válidas para ser llevadas a cabo pero hay algo que les frena, ya sea falta de información, de formación o la dificultad para acceder a líneas de financiación. Desde AJE trabajamos para que las iniciativas viables sean una realidad ayudándoles a salvar todas esas barreras y acompañándoles los primeros años. Es necesario que se les apoye durante los primeros años, los más difíciles. El 70% de las empresas que se crean terminan cerrando en un plazo de entre 4 y 5 años. La solución no sólo está en crear empresas, sino más bien en consolidar las que se crean.

-¿Cuáles cree que son los sectores por los que deben apostar los emprendedores sevillanos?
-Apostaría por sectores relacionados con la emergente economía digital, las TIC relacionadas con fabricantes de equipos y sistemas, operadores de telecomunicaciones, empresas de contenidos digitales y servicios de todo tipo relacionados con el mundo digital. Todo aquello relacionado con la generación de nuevas tecnologías que propicie la transformación de sectores tan tradicionales en Andalucía como el agroalimentario u otros como el energético, la automoción o la industria medioambiental.

-¿Qué papel juega Sevilla y Andalucía en la I+D+I? Las empresas tecnológicas están floreciendo en los últimos tiempos...
-La innovación es un sector que ha avanzado en Andalucía, pero aún nos queda mucho por hacer. Parece que esta época de crisis ha concienciado a la sociedad de la importancia de generar conocimiento avanzado en el éxito del progreso económico y social de nuestra región. Por ello, ha aumentado el apoyo a la investigación, el desarrollo y la innovación, así como la implementación de tecnología en la empresa, aunque bajo una gestión mejorable. El camino es el correcto pero nos queda un largo trecho por recorrer, debemos apostar más fuerte por fomentar la generación de conocimiento y por conservar el talento dentro de nuestras fronteras. Sólo así lograremos un mercado diferenciado, dotado de empresas estables, productivas y competitivas.

  • 1