Local

La crisis hace caer los ingresos de bingos o casinos y mantiene el de loterías

La crisis puede acabar con el tópico de que los españoles acuden a los juegos de azar cuando tienen más dificultades económicas. La actual coyuntura ha hecho caer los ingresos de los bingos, las máquinas recreativas, los casinos y la ONCE, y frena el aumento del gasto en loterías y apuestas del Estado.

el 15 sep 2009 / 17:44 h.

TAGS:

La crisis puede acabar con el tópico de que los españoles acuden a los juegos de azar cuando tienen más dificultades económicas. La actual coyuntura ha hecho caer los ingresos de los bingos, las máquinas recreativas, los casinos y la ONCE, y frena el aumento del gasto en loterías y apuestas del Estado.

Sólo los juegos de gestión pública suben las ventas, que en septiembre superaban los 5.745 millones de euros. La cifra supone un aumento del 2,4% respecto a los nueve primeros meses de 2007, aunque el porcentaje ha ido decreciendo conforme avanzaba el año, que comenzó en torno al 5%. El sorteo de Navidad, el más popular, "dará idea del resultado final", dijo a Efe Juan Gallardo, director de Coordinación de Loterías y Apuestas del Estado (LAE).

Los ciudadanos acuden a las administraciones por los sorteos con premios más jugosos, a buscar "un buen pellizco" que resuelva preocupaciones y deseos.

"Vendemos ilusiones, y este año la ilusión es el pago de la hipoteca", explica a Efe Concha Corona encargada de la popular Doña Manolita, resumiendo los comentarios en ventanilla y en los correos electrónicos que reciben. "Otros años hablaban de viajes, un coche, un capricho... ahora la palabra más pronunciada es la hipoteca", asegura. "A veces hacemos de psicólogos. Me gustaría poderme sentar y escuchar más. Es lo bonito que tenemos", agrega Concha Corona desde la administración madrileña, donde la afluencia es cada vez mayor, sea por la crisis o por haber repartido décimos del gordo la pasada Navidad. La misma impresión tienen en la Bruja de Oro, en Sort (Lleida), donde las colas son tan interminables que el 65% de la venta se hace por internet.

Cuando todo es más incierto, opina Sascha Badelt, responsable de la web de la Bruja, "la gente se refugia más en la ilusión y se vuelve más esotérica". Aquí no piden un décimo con una terminación, una fecha, buscan suerte. "Hablan mucho de los problemas económicos: no puedo pagar, no puedo comprar..., pero, a pesar de estar tan endeudados, buscan una posibilidad que cambie su situación. La ilusión tiene un valor psicológico".

Pese a la contención del consumo en la cesta de la compra y el ocio, las loterías y quinielas del Estado habían recaudado más de 5.745 millones de euros hasta el 30 de septiembre, lo que supone que cada español gastó 127,11 euros, 1,6% más que en 2007. Por encima de la media se encuentran los castellanoleoneses, valencianos, murcianos, vascos y madrileños que tentaron más a la suerte. Sólo en la comunidad de Cantabria (-1,77%) y la ciudad autónoma de Melilla (-0,69) jugaron menos que el año anterior, según los datos de LAE.

Del total, 2.457 millones se gastaron en juegos pasivos -décimos de lotería- y el resto en juegos activos. De éstos los que más crecieron fueron Euromillones, el Gordo de la Primitiva y el Quinigol, mientras que Bonoloto y Quíntuple plus pierden seguidores. La venta por internet creció casi un 56% pero, con 9.708.913 euros, representa cifras mínimas. No llega al 1,5 por mil del total.

control del gasto. "Cuando hay crisis económica, lo primero que uno reduce son los gastos que no son de primera necesidad, como es el ocio. Algo está influyendo, pero el hecho de que tengamos todavía un incremento de ventas es porque nuestros precios son asequibles", señala el director de Coordinación de LAE.

Entre las opciones de entretenimiento, los casinos y bingos atraen visitas, pero el negocio se resiente. "Se nota que al cliente le han subido la hipoteca. Acude al bingo, pero juega menos. El gasto -3.700 millones de euros en 2007- ha bajado un 8% y puede ser peor", dijo a Efe Juan José Sánchez Colilla, gerente de la Confederación de Empresarios del Juego del Bingo. El bingo tiene un componente social, de ocio -señala-. Los casinos recibieron casi dos millones y medio de visitas hasta el pasado 31 de agosto (un 3,10% más que en 2007), pero los ingresos de las mesas de juego, 192,7 millones de euros, cayeron un 9,83%.

  • 1