Cultura

La crisis no ha afectado al sector editorial, que facturó un 3,6% más

La crisis económica "no ha afectado" a la industria editorial española, que en 2007 facturó en el mercado interior por valor de 3.123,17 millones de euros, es decir, un 3,6 por ciento más que el año anterior, y vendió 251 millones de ejemplares, casi un diez por ciento más que en 2006.

el 15 sep 2009 / 07:25 h.

La crisis económica "no ha afectado" a la industria editorial española, que en 2007 facturó en el mercado interior por valor de 3.123,17 millones de euros, es decir, un 3,6 por ciento más que el año anterior, y vendió 251 millones de ejemplares, casi un diez por ciento más que en 2006.

Estos datos, correspondientes al Estudio de Comercio Interior del Libro, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), se complementan con las del Comercio Exterior del Libro, que el año pasado alcanzó la cifra de 554 millones de euros y un saldo neto positivo de 311 millones de euros en la balanza comercial.

Ambos informes fueron presentados ayer a la prensa por el director ejecutivo de la FGEE, Antonio María Ávila, que calificó de "positivo" que los datos del comercio interior arrojen un crecimiento del 3,6 por ciento (el porcentaje asciende al 3,9 si se añaden los 34,40 millones por venta de derechos), dado que "la crisis económica empezó realmente en agosto de 2007".

Además, consideró "excelente" que en 2007 se vendieran en España 22 millones de libros más que el año anterior, porque eso significa que "la gente va leyendo más", y destacó "el gran esfuerzo" que está realizando el sector editorial por contener el precio medio de los libros, que, de hecho, descendió en 2007 a 12,45 euros frente a los 13,2 del año anterior.

"Se venden más libros que nunca en España, pero no se incrementa el precio", subrayó Antonio María Ávila, quien, no obstante, recordó que, si se tiene en cuenta la inflación de 2007, del 4,2 por ciento, "el crecimiento real es menor al previsto".

Aunque de 2008 todavía no hay datos fiables, el director ejecutivo de la FGEE señaló que la tendencia también "es positiva". El mercado "está activo y dinámico, y hasta el 30 de abril "ha habido un movimiento intenso de ventas", en el que pudieron influir "libros mediáticos" como los últimos lanzamientos de Ken Follet, Harry Potter o Carlos Ruiz Zafón.

En mayo de 2008 ha habido "un cierto desfallecimiento, pero aún quedan muchos meses para la facturación final", y falta la campaña de libros de texto, añadió Ávila.

Los datos del Comercio Exterior, elaborados por la Federación Española de Cámaras del Libro, también son positivos, dado que las exportaciones rozaron en 2007 los 555 millones de euros, que en dólares supusieron 754 millones, a pesar de la fuerte apreciación del euro frente a esa moneda.

El estudio de FEDECALI destaca "la fuerte progresión de la exportación editorial a América", que se afianza como el segundo destino de las ventas por detrás de la Unión Europea, que compró libros por valor de 312,34 millones de euros, un 6,35 por ciento menos que en 2006.

El descenso de las exportaciones a Europa se debe a que ha disminuido la venta de fascículos y la zona euro "es el principal mercado de este producto editorial".

Quien sí notó en 2007 un descenso significativo en sus exportaciones fue el sector gráfico -de un 16,4 por ciento-, que produce libros en idiomas extranjeros encargados por otros países. China se ha convertido en un fuerte competidor, porque la producción cuesta la mitad que en España, y nuestro clientes habituales trasladan al país asiático sus peticiones.

Del estudio del Comercio Interior del Libro se desprenden otros datos interesantes, como que en 2007 se editaran un total de 70.520 títulos (un 2,3% más), de los cuales el 54 por ciento fueron novedades y el resto, reimpresiones. La tirada media fue de 5.070 ejemplares, 165 más que el año anterior.

  • 1