domingo, 18 noviembre 2018
23:15
, última actualización
Local

La crisis obliga a parar la obra de la fachada de la torre Pelli

La empresa del revestimiento entra en concurso de acreedores, lo que retrasará los trabajos

el 10 jul 2012 / 11:21 h.

TAGS:

Tarde o temprano tenía que pasar. La crisis ya afecta al proyecto de la torre Pelli que Cajasol-Banca Cívica -pronto CaixaBank- levanta en la Cartuja. Las obras de instalación de la fachada se han parado porque la empresa encargada de ello, Estrumaher, filial del grupo Emiliano Madrid, ha entrado en concurso de acreedores, antigua suspensión de pagos. Estos trabajos -no el resto-, por tanto, se retrasarán.

Fuentes de la entidad financiera aseguraron que se está negociando con la empresa y que, si es necesario, se recurrirá a otro proveedor. Con todo, apuntan que el retraso será "de semanas", pero podrían ser seis, ocho o más semanas. Habrá retrasos, "pero la obra sigue adelante", subrayan desde la entidad financiera.

Lo cierto es que el contrato con la firma Estrumaher, por 19 millones de euros, implica trabajo para todo un año. La empresa Ainnova es la que lo subcontrató y, según los trabajadores, ya rescindió lo firmado. En declaraciones a Radio Sevilla, uno de los trabajadores de Estrumaher explicó que llevan dos meses y medio trabajando en Sevilla y que sólo han cobrado 250 euros, de ahí que anunciasen un encierro en la torre que posteriormente se frustró. "La situación es insostenible", lamentó.

Según este trabajador, en la Cartuja hay material para el cubrimiento de la primera planta, mientras que en el almacén podría haber para otras tres más.

Lo cierto es que, a priori, no parece fácil que se pueda encontrar otra empresa que puede encargarse de un proyecto con mucha complejidad técnica. No en vano, el rascacielos diseñado por César Pelli será el primero en el mundo que combinará en su fachada el vidrio, el aluminio, el acero y la cerámica. Un juego de materiales que ha requerido soluciones específicas dada su dificultad técnica. Sin embargo, desde Cajasol-Banca Cívica se apunta que en España hay muchas empresas que podrían hacerse cargo de ello y que, ante la falta de proyectos, "no tendrán problemas en aceptar ya".

Hace un mes, el grupo Emiliano Madrid confirmó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que suponía el despido de más de 300 trabajadores, si bien ahora, según los propios empleados, ha entrado directamente en el concurso de acreedores por las pérdidas registradas y las deudas acumuladas.

El pasado febrero, Emilio Madrid, presidente del grupo Emiliano Madrid, aseguró que el contrato de la torre Pelli por 19 millones de euros suponía un gran impulso en la consolidación de Estrumaher como gran fachadista internacional.

En la trayectoria de esta empresa, afincada en Cebolla (Toledo) destaca la construcción de fachadas como las del distrito C de Telefónica, la torre Sacyr de Vallermoso, el Museo Reina Sofía o la terminal T-4 del Aeropuerto de Barajas, todas en Madrid; el Palacio de Congresos de Málaga o el Ágora de Valencia. En Sevilla, Estrumaher ya realizó la fachada del edificio Galia del Puerto.

Un contrato que suponía el 70% del trabajo en el país

"Si la torre se para, el daño en la empresa sería increíble y conllevaría el despido de entre 150 y 200 personas". Emilio Madrid, presidente del grupo Emiliano Madrid -en el que se integra Estrumaher, la firma encargada de la fachada del rascacielos- aseguraba el pasado febrero que si las obras de la torre se parasen provocaría "un agujero muy grande" en su empresa, ya que este encargo, por 19 millones de euros, supone el 70% del trabajo que tiene la firma este año en España.

Sin embargo, entró en concurso de acreedores. El municipio toledano de Cebolla, con 3.500 habitantes, también sufriría un "duro golpe", ya que dependía en gran medida de Estrumaher SA, que afronta desde el pasado año un ERE temporal. Madrid destacó y aplaudió entonces el color albero de la cerámica de la torre.

  • 1