Economía

La crisis se cobra 1,3 millones de empleos y el desplome del PIB

el 16 sep 2009 / 07:47 h.

La economía española experimentó en el segundo trimestre del año su mayor caída en la historia de la Contabilidad Nacional, que se elabora desde 1970. El PIB se anotó un descenso del 1,1% respecto al primer trimestre, si bien el descenso interanual (en comparación con el segundo trimestre de 2008) retrocedió un 4,2%.

Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la caída interanual de la economía española llegó a máximos históricos en el segundo trimestre del año, si bien los datos comparados con el periodo enero-marzo muestran que el deterioro se ha moderado y hacen pensar que la recesión ya ha tocado suelo, aunque el PIB tardará aún en volver a crecer.

El Producto Interior Bruto (PIB) retrocedió el 1,1% en el segundo trimestre respecto al primero, mientras que la caída interanual fue del 4,2%, la mayor en la historia de la Contabilidad Nacional, que comenzó a elaborarse en 1970. Datos que superaron en una décima los avanzados el pasado día 14.

El INE dio además otro dato mucho más negativo, el del desplome del empleo, que cayó un 7,1%, lo que equivale a la destrucción de 1.369.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

A la vista de estas cifras, parece que la economía española va a tardar más tiempo en recuperarse que la de sus vecinos europeos. Y es que, mientras países como Alemania y Francia han vuelto al crecimiento en términos trimestrales, el Gobierno admite que no espera volver a ver un registro positivo hasta el segundo trimestre de 2010, según los cálculos del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Estadística se apunta al optimismo al destacar que algunos indicadores de consumo han mejorado, como las ventas de automóviles y el índice de comercio al por menor, en línea con una "percepción menos negativa" de las familias hacia la economía.

Sin embargo, el consumo de los hogares tiene entre los principales hándicaps que pueden frenar su recuperación el desempleo, que provoca un descenso en el nivel de ingresos de las familias y que, según el INE, fue la principal causa de que el gasto de los hogares acelerase su caída interanual hasta el 5,9%.

El otro componente de la demanda interna, la inversión, que lleva cinco trimestres retrocediendo, bajó un 17% respecto al mismo periodo del año anterior.

La escasa demanda de bienes de equipo, debida al pulso débil de la industria y del mercado exterior, hace que este apartado de la inversión sea el peor parado, con una caída del 28,9%.

En menor medida desciende la inversión en construcción, un 12%, en un trimestre en el que la obra en infraestructuras creció el 1,2% aunque la inversión en vivienda bajó el 25,5%.

Con este consumo y esta inversión, la demanda interna arrojó en el segundo trimestre una caída interanual de 7,3 puntos, que no pudo compensar la cada vez mejor aportación positiva del sector exterior, que fue de 3,1 puntos.

Tampoco permiten buenos augurios los datos de empleo, de nuevo negativamente históricos.

Por sectores, sólo subió el empleo en los servicios de no mercado (el 1,8%) y el mayor descenso lo registró de nuevo la construcción, con el 25,3%. El empleo de las ramas industriales y energética disminuyó el 12,3%, el de las agrarias y pesquera cayó seis décimas más, el 3,6%, y el de los servicios de mercado bajó el 2,7%.

Sólo una lectura positiva: la caída del empleo sigue permitiendo que aumente la productividad, un 3,2%.

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, advirtió de que estos datos "anuncian más recesión" para el país. Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT pidieron al Gobierno medidas que faciliten la creación de empleo, mientras que la CEOE defendió la moderación salarial y medidas fiscales que incentiven a las empresas.

  • 1