lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Local

La cuarta búsqueda de Marta finaliza sin éxito y un día antes

El padre conmina a los acusados a decir dónde está "por humanidad".

el 10 mar 2010 / 12:06 h.

TAGS:

Las dos excavadoras que han buscado el cuerpo Marta del Castillo en un descampado de Camas se retiraron ayer sin hallar ningún indicio, tras poco más de una jornada rastreando el último lugar en el que se pensó que podría estar el cadáver.

Ha hecho falta la mitad del tiempo previsto para abrir una zanja de 80 metros de largo, dos de ancho y tres de hondo y sacar a la luz la tubería que la familia se empeñó en excavar, tras afirmar la ex novia del autor confeso del crimen, Miguel Carcaño, que éste le había dicho que la arrojó allí.

Aunque se buscó en septiembre y la Policía certificó que cuando Marta murió el agujero estaba cerrado, los padres insistieron en reabrir al lado de donde ya se había mirado porque los vecinos decían que estaba abierto en las fechas del crimen. Al final, el cuarto rastreo también ha sido en vano.

Los operarios concluyeron la búsqueda sobre las 11 horas tras verificar, ante el abogado y la familia de Marta, que se habían cumplido las órdenes de la Audiencia y se había inspeccionado todo el largo de la zanja. Luego, las retroexcavadoras volvieron a colocar la tierra y se marcharon.

El padre de Marta, Antonio del Castillo, admitió su decepción y reiteró a los imputados que, "por humanidad", digan dónde escondieron el cadáver de la joven, desaparecida el 24 de enero de 2009, hace más de 13 meses.

Del Castillo alabó el trabajo de la Policía, que ha supervisado las dos búsquedas en Camas, igual que coordinó el rastreo en el río y luego en el vertedero de basuras, y dijo que no pierde la esperanza de encontrar el cuerpo gracias a la investigación policial.

Las pistas aportadas por los cinco imputados, en cambio, no han llevado a aclarar nada porque "son unos embusteros", según el padre de Marta, que tampoco confía en que las nuevas declaraciones previstas el viernes arrojen luz sobre el caso. Sin embargo, admitió que seguirán "pendientes" porque, como siempre han defendido, insistirán en que se busque en cualquier lugar donde se pueda haber ocultado el cuerpo.

Es lo que se ha hecho durante este tiempo no sólo en el río, el vertedero y Camas. Fuentes del caso insisten en que se ha indagado en cientos de sitios, en todos en los que ha habido indicios de que podría estar, aunque esas búsquedas no hayan trascendido.

Este último rastreo ha finalizado a tiempo para la vistilla que mañana celebrará el juez, en la que se llevarán a cabo las últimas pruebas y se comunicará a los imputados de qué se les acusa y qué condenas se piden para ellos.

  • 1