Cultura

La cultura andaluza exige a Griñán que frene el 'tijeretazo' de 2011

El cine, el libro, la danza y el teatro se unen ante lo que tildan de "destrucción" del sector.

el 21 dic 2010 / 19:56 h.

TAGS:

Sergio Casado, presidente de ACTA, a las puertas de San Telmo mostrando el documento de queja elevado a Griñan.

Suman y siguen. El sector de la cultura, por lo habitual estructurado en reinos de taifas en los que cada cual hace la guerra por su cuenta, se está organizando. Y eso es noticia. No es frecuente ver unidos bajo una misma causa a libreros, editoriales, responsables de compañías de teatro, de productoras audiovisuales, de danza aireando un mismo discurso: “No a los recortes del presupuesto de Cultura para 2011, estimado en un 25,5%, porque eso mermará considerablemente, cuando no contribuirá a la destrucción de un sector calificado por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el consejero de Cultura, Paulino Plata, como estratégico. Si lo es, ¿por qué no lo miman más?”.

Son palabras del presidente de ACTA, Sergio Casado, que representa a las asociaciones andaluzas de empresas de Artes Escénicas. Ayer fue uno de los cabezas visibles de la cita que a mediodía mantuvieron en la sede del Gobierno andaluz. Se trataba de entregarle a Griñán una carta en la que fundamentan sus aceradas críticas a la forma en que se está gestionando la cultura.

A la postre, sólo pudieron registrar la carta y confiar en que la burocracia se la haga llegar y surta efecto en forma de encuentro. “Si no es así, la pediremos nosotros”, añade Casado, que afirma que no han tenido tanta suerte con el consejero Plata, “al que le solicitamos una cita cuando se nos avanzó su intención de eliminar las ayudas al teatro y por respuesta no hemos obtenido más que silencio político”.

A San Telmo acudieron representantes de una decena de organizaciones culturales para expresar su “más rotundo descontento ante el abandono que la cultura sufre por parte de la Junta”.

Según los promotores de esta iniciativa, que han asegurado que representan al 80% de todo el sector cultural andaluz, con más de 500 empresas y varios miles de trabajadores, estos recortes supondrán la desaparición de parte importante del tejido empresarial y profesional de la cultura en Andalucía. Esta reivindicación la suscriben las asociaciones andaluzas de Empresas de Artes Escénicas (ACTA), de Empresarios y Creadores del Audiovisual Andaluz, de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Escenarios de Sevilla, de Profesionales de la Danza, Unima Andalucía, de Autores de Teatro, de Circo de Andalucía, de Gestores Culturales (GECA) y de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes. Y por la tarde supieron que se sumaba también la Asociación de Editores de Andalucía (AEA), la primera en recibir el tijeretazo porque hace meses que la Junta les comunicó que se acababa el sistema habitual de subvenciones.

El documento requiere a Griñán y a Cultura que adopten “una actitud acorde a los planteamientos ideológicos de base” que defienden y la “dotación presupuestaria necesaria para llevar a cambio medidas que no perjudiquen y empobrezcan” al sector.

El presidente de ACTA insiste en que “la cultura no puede medirse sólo en términos de rentabilidad económica”, y critica que la Junta “no sólo reduce drásticamente los presupuestos”, sino que aborda las necesidades del sector “con una total dejadez e irresponsabilidad”. “No ha habido aviso para que a las empresas hayan podido reaccionar, y ahora estamos en medio de un proceso de pasar de una situación de intervención a otra de libre mercado”.

  • 1