Local

La cultura encuentra su espacio junto a la innovación y la ciencia

El Distrito Cartuja es mucho más que una interminable hilera de edificios en los que proyectar los últimos avances en innovación. En sus calles se alzan varias construcciones que buscan el fomento de la cultura junto a uno de los enclaves privilegiados de la ciudad

el 24 mar 2011 / 19:34 h.

TAGS:

El Monasterio de la Cartuja acoge la sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC)

La privilegiada ubicación de la Isla de la Cartuja con respecto al Casco Histórico de la ciudad hacen de ella el lugar idóneo para fomentar la cultura entre la ciudadanía. Entre sus edificaciones de última generación, en las que se albergan empresas y centros de investigación de gran valía, el distrito mantiene algunos edificios históricos que se conjugan con otros de nueva construcción en los que se pone a disposición de los sevillanos una amplia programación que acerca la cultura y el arte a todos los sectores.

De todos, el edificio de mayor valía, no sólo por la actividad que encierra sino por su construcción en sí, es el Monasterio de la Cartuja, fundado allá por el siglo XIV. Su alto valor patrimonial lo convirtió en la sede perfecta para acoger al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) que trabaja en la protección, la investigación y el fomento del conocimiento del legado artístico de Andalucía. En la última década su trabajo se ha consolidado como un referente para toda la comunidad, apostando también por la puesta en marcha de diversas actuaciones para la conservación y restauración de un interminable listado de obras de arte.

Su actividad es prácticamente única en todo el país, aunque en un nivel inferior existen algunos centros similares en Valencia o Castilla y León. La formación es otro de los valores que fomenta el IAPH a través de varios convenios de colaboración con la Universidad de Sevilla, múltiples asociaciones y las becas y estancias impulsadas por el propio instituto. A todo ello se suma la ubicación en el propio monasterio del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, una apuesta por el fomento de la cultura más actual que el pasado año decidió potenciarse entre la ciudadanía con la ampliación de su horario de visita y del aumento de la franja de entradas gratuitas.

La potenciación de la cultura en el distrito tiene un matiz de cooperación internacional y tolerancia a través de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, ubicada en el antiguo pabellón de Marruecos de la Expo. A finales del siglo XX, la Junta de Andalucía y el reino de Marruecos acordaron crear un foro basado en los principios de la paz, el diálogo y la tolerancia. Desde entonces, el proyecto ha ido sumando apoyos de diversas personas e instituciones, como el Centro Pérez por la Paz o la Autoridad Nacional Palestina, comprometidos con el diálogo y los principios básicos de esta fundación. Entre los objetivos de su actividad destaca el acercamiento de la cultura a Andalucía para que llegue a comprenderse que existe otra población con costumbres diferentes, que viven de otra manera y que eso no implica no poder convivir.

La amplia oferta cultural de la Cartuja encuentra otro de sus referentes en uno de los edificios heredados, y a su vez mejor conservados, de la Exposición Universal del 92. A mediados de la última década, el Ayuntamiento de Sevilla se hizo en propiedad con el Auditorio Municipal Rocío Jurado, un espacio abierto a la realización de diversos actos culturales al que se imprimieron una serie de mejoras llamadas a potenciar sus cualidades. De este modo, se procedió a la rehabilitación integral del edificio, que supuso la construcción de una nueva cubierta y la ampliación del espacio disponible para actividades. Durante todo el año son numerosas las actividades organizadas en él, especialmente conciertos.

El hecho de que el Distrito Cartuja esté ubicado en uno de los enclaves más privilegiados de la ciudad y que cuente con una excelente conexión a través del transporte público hacen que el parque sea aún un lugar en crecimiento para todos los ámbitos. En materia cultural, la Cartuja verá ampliada en breve sus prestaciones con la construcción del nuevo auditorio de la Sociedad General del Autores (SGAE). Sobre la superficie de los antiguos pabellones de Venezuela y Rusia se levantará el edificio Arteria Al-Andalus, cuya finalidad será la puesta en valor de un complejo dotado de múltiples espacios con diferentes posibilidades de uso y explotación. Con la mitad de las obras concluidas, el proyecto apuesta por Sevilla como centro para hacer llegar a la ciudadanía la cultura y la creatividad iberoamericana.

  • 1