miércoles, 20 febrero 2019
14:00
, última actualización
Local

La Cumbre de Madrid pone a prueba la Presidencia española de la UE

La reunión UE-Latinoamérica será el acto más importante del semestre.

el 16 may 2010 / 19:55 h.

TAGS:

La Presidencia española de la Unión Europea se viste de tiros largos esta semana para organizar el que es sin duda el acto más importante de los seis meses de presidencia, y con el que pretenderá dar algo de lustre a un mandato de seis meses que está pasando prácticamente desapercibida para los españoles.

Ahora, el Gobierno pretende remontar el vuelo con la cumbre entre la UE y Latinoamérica que arranca mañana martes en Madrid. Aunque los planes del Ejecutivo pasaban por colocar a España a la cabeza de Europa durante el primer semestre de 2010, la aguda crisis económica que sufre el país y la cancelación de la cumbre entre la UE y Estados Unidos han dejado en un muy segundo plano la Presidencia española, que ahora afronta el acto más importante de todo su mandato. Con estos antecedentes, el Gobierno no ha tenido más remedio que volcarse en la preparación de una cita en la que pueden surgir numerosos imponderables y que no contará con la participación de presidentes como el de Venezuela, Hugo Chávez, y en la que tampoco se descarta que surjan asuntos no incluidos en la agenda oficial, como la situación de los derechos humanos en Cuba.

No obstante, en un encuentro con los medios de comunicación, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se mostró convencida de que nada ni nadie enturbiará las reuniones. También supondrá la cumbre una buena piedra de toque para evaluar la capacidad organizativa de este tipo de encuentros después que la IV Asamblea Euro-Latinoamericana que se celebró la pasada semana en Sevilla como sesión preparatoria y que resultó un auténtico fracaso, al menos en lo referente a la organización.

También, y superado el veto de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) al presidente de Honduras, Porfirio Lobo, que sólo asistirá a la reunión de los centroamericanos, De la Vega garantizó que si surge el debate cubano se abordará con toda normalidad, aunque el Gobierno no tiene intención de plantear en ese foro su propuesta de cambiar la posición común de la UE hacia Cuba. Como ya es habitual, el presidente de la isla, Raúl Castro, no acudirá al evento y enviará a su ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez.

Durante la jornada de ayer los representantes de América Latina y Europa ultimaban los documentos que se aprobarán en la Cumbre, y que incluyen la búsqueda de nuevas vías de cooperación y consenso ante los grandes desafíos mundiales, con negociaciones de última hora en el ámbito comercial. Por último, los ministros de Agricultura abordarán el impacto de las negociaciones con Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) dado que uno de los objetivos es reactivar las conversaciones y alcanzar un acuerdo de asociación.

  • 1