Deportes

La cuna de Navas cumple 50 años

La UD Los Palacios, club del que salió el campeón del mundo sevillista, cumple 50 años.

el 28 nov 2010 / 21:03 h.

Jesús Navas, el día de su lesión.

Para que el flamante campeón del mundo Jesús Navas, a la sazón futbolista sevillista –criado y vecino aún de su pueblo natal–, naciera al universo futbolístico en el que brilla con luz con propia, hicieron falta muchas cosas. Entre otras, que el equipo donde echó los dientes, la Unión Deportiva Los Palacios, se formara hace ahora medio siglo. Para celebrarlo, el club, atrapado por la nostalgia, ha organizado distintos actos entre los que se baraja un amistoso con el Sevilla o el Betis.

La UD Los Palacios, el equipo de Tercera división de este municipio del Bajo Guadalquivir, nació en noviembre de 1960. Lo que ahora celebran su directiva y sus socios son las bodas de oro de la fecha oficial de su fundación, para lo que se ha organizado una exposición de fotografías que muestran la semilla de lo que comenzó siendo un club de amiguetes en pleno franquismo para convertirse, con el tiempo, en una entidad deportiva con solera en Sevilla, de donde han germinado algunos de los mejores jugadores no sólo de este país, sino del mundo, como Jesús Navas, ese chaval menudo que ahora todos conocen pero que cuando iba como alevín a los pueblos de la comarca y hacía “cosas que no eran normales”, como recuerdan en el club palaciego, todos preguntaban por él: “¿Quién es ese chiquitito que corre tanto?”.

No en vano, Jesús Navas, en los alevines o en los infantiles del equipo de su pueblo, con apenas 11 ó 12 años, jugaba siempre en una categoría superior a la que le correspondía. Los defensas contrarias no podían con él. Y pronto se percatarían de su genio ojeadores de equipos de Primera. “Primero fueron del Betis”, recuerda ahora Manuel Rincón Diéguez, presidente de la UD Los Palacios entre 1993 y 1997, “pero al final fueron los del Sevilla los que se lo llevaron”. Y poco después descubriría España entera lo que era capaz de hacer aquel “chiquitito” Duende de Los Palacios, como lo han llamado al reseñar sus hazañas en el Mundial del verano pasado, en cuyo último partido inició la jugada señera que acabaría dando la victoria a nuestro país.

Durante aquellos regates y pases inolvidables, muchos viejos de la UD Los Palacios fueron conscientes de inmediato de que aquel chiquillo, con aquella velocidad y visión de juego, se había fraguado como jugador en el municipal Marismas, a escasos metros de donde el mundialista ha vivido toda su vida.

Durante esta semana toca celebrar estos 50 años de glorias y fracasos, al alimón entre una afición radical que no sólo disfrutará de las instantáneas históricas que se exponen en la Casa de la Cultura hasta el domingo, sino de un festival que se programa en el Teatro.En el partido amistoso contra el Sevilla o el Betis –pendiente de especificar–, todos recordarán orgullosos que ambos clubes sevillanos ojearon entre la cantera de Los Palacios para llevarse la crème de la créme.

  • 1