Local

La cuñada de Fritzl asegura que éste pasaba todos los días horas en el sótano

Christine R., cuñada de Josef Fritzl, conocido como el "carcelero de Amstetten", aseguró que éste pasaba todos los días horas en el sótano de su casa, donde la semana pasada se descubrió que mantuvo encerrada a su hija Elisabeth durante 24 años, informa hoy el periódico "Österreich".

el 15 sep 2009 / 04:03 h.

TAGS:

Christine R., cuñada de Josef Fritzl, conocido como el "carcelero de Amstetten", aseguró que éste pasaba todos los días horas en el sótano de su casa, donde la semana pasada se descubrió que mantuvo encerrada a su hija Elisabeth durante 24 años, informa hoy el periódico "Österreich".

En una entrevista que publica dicho diario, Christine R. asegura que "todas las mañanas a las 9.00 Josef bajaba al sótano, supuestamente para dibujar unos planos para unas máquinas que quería vender".

"A veces también pasaba toda la noche allí. Ahora sabemos porqué", agrega la cuñada de Fritzl, en referencia a las sistemáticas violaciones sufridas por Elisabeth, de 42 años.

Christine R., de 56 años, asegura además que Fritzl humilló a su hermana durante los 51 años de matrimonio y que siempre maltrató a sus hijos, que en su mayoría se casaron jóvenes para irse de la casa familiar.

"Mi hermana se casó con Josef cuando tenía 17 años, no tenía formación ni profesión, y eso él lo aprovechó de forma brutal durante 51 años", relata la mujer.

"Josef era déspota, siempre lo he odiado", agrega y recuerda que hace 40 años el esposo de su hermana fue encarcelado por la violación de una mujer en Linz, "y eso cuando ya tenía cuatro hijos con mi hermana".

Fritzl y su esposa Rosmarie tuvieron siete hijos, de los que una, Elisabeth, ha estado encerrada durante casi un cuarto de siglo en el sótano de la casa familiar, donde era violada por su padre y tuvo siete hijos.

Por otra parte, Christine confirma que Fritzl es sumamente vanidoso, hasta el punto de que viajó a Viena para hacerse un trasplante de pelo, después de que parientes se rieran de su calva.

Fritzl se encuentra internado en la fiscalía de Baja Austria, donde por razones de seguridad debe realizar a solas sus paseos en el patio, ante el peligro de ser agredido por otros presos, informa hoy la prensa austríaca.

Varios psicólogos lo están atendiendo para evitar que el acusado, que ya ha confesado sus delitos, se suicide.

Su abogado defensor, Robert Mayer, le ha aconsejado no declarar más sobre el caso, informó ayer el portavoz de la fiscalía, Gerhard Sedlacek.

  • 1