domingo, 18 noviembre 2018
16:51
, última actualización
Local

La dación cubrirá a las familias en paro con hipotecas bajas

Las entidades que se acojan voluntariamente tendrán que asumir viviendas con carácter retroactivo.

el 09 mar 2012 / 21:49 h.

TAGS:

Mark González marcó uno de los goles en la última victoria bética a un Madrid lider. (Antonio Acedo)
-->-->-->

El Gobierno promoverá la dación en pago -entrega de la vivienda para saldar la hipoteca contraída con el banco- para familias con todos sus miembros en paro y con primeras residencias de menos de 200.000 euros.

Así lo anunció la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tras el Consejo de Ministros, que precisó que "estas medidas buscan paliar la situación dramática de muchos españoles que lo han perdido todo". Hay 1,5 millones de familias con todos sus miembros en desempleo, dijo.

En concreto, la dación en pago se permitirá siempre que los bancos que concedieron la hipoteca lo acepten -se trata de una medida voluntaria-, a las familias en paro con viviendas cuyo valor no superen los 200.000 euros si se ubican en ciudades de más de un millón de habitantes, y de hasta 180.000 euros si se localizan en núcleos de población de más de medio millón de habitantes. El umbral se fija en un máximo de 150.000 euros en los municipios de más de 100.000 personas y de hasta 120.000 euros por debajo.

Esta medida se incluye en un código de buenas prácticas para evitar el impacto social de los desahucios y se publicará hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El código también busca permitir la dación en pago a familias que no puedan afrontar el pago de la hipoteca con el 60% de todos sus ingresos.

Entre los mecanismos que se prevén para evitar el desahucio, en primer lugar se buscará una reestructuración de la hipoteca estableciendo un periodo de carencia en el pago del capital de hasta cuatro años, y una ampliación del plazo del préstamo hasta 40 años. En caso de que el deudor no pueda hacer frente a sus obligaciones, se prevé una quita de parte de la deuda en una segunda fase, y si aún así es inviable hacer frente a la hipoteca, se entregarán las llaves de la vivienda. Una vez llevada a cabo la dación en pago, se contempla que el antiguo propietario permanezca en la vivienda en régimen de alquiler durante dos años prorrogables. La renta que deberá pagar resultará de aplicar a la deuda restante un porcentaje de un 3%. Sáenz calculó que si la deuda pendiente es de 100.000 euros, la renta será de 250 euros al mes. El impago devengará un interés de demora del 20%.

La vicepresidenta explicó que se podrán acoger a la dación en pago aquellos deudores dentro del umbral de exclusión con una hipoteca en vigor, y no solo para los préstamos de esta naturaleza que se firmen de ahora en adelante. Responsables del Ministerio de Economía no prevén una "acogida masiva" por tratarse de una medida que resulta dolorosa para los deudores, que apuestan fundamentalmente por la reestructuración de la deuda.

Las entidades que acepten adscribirse al código deberán aplicarlo de forma obligatoria. Su nombre se dará a conocer públicamente y de forma trimestral: abril, junio y noviembre.

  • 1