Local

"La de 'El gato montés' es una historia de amor llevada al límite"

De la mano del director de escena José Carlos Plaza, 'El gato montés' revivirá los días 6, 7 y 8 de mayo en el Maestranza con dirección musical de Cristóbal Soler, responsable del Teatro de la Zarzuela.

el 27 abr 2013 / 22:45 h.

TAGS:

Cristóbal Soler llevará lleva tres funciones de ‘El gato montés’ al Maestranza.Cristóbal Soler llevará lleva tres funciones de ‘El gato montés’ al Maestranza. Cristóbal Soler llevará lleva tres funciones de ‘El gato montés’ al Maestranza.. Fue un intento, pero un intento muy notable. Manuel Penella (1880-1939) estrenaba en 1917 en Valencia El gato montés. Con él quiso crear un nuevo género, suerte de ópera española popular que habría de conquistar inmediatamente al público. Parcialmente lo logró. Pastora Imperio y Concha Piquer llevaron el título a Nueva York, donde triunfaron. Luego el asunto cayó en el olvido y la aspiración se quedó en anécdota. Ahora, de la mano del director de escena José Carlos Plaza, aquel Gato revivirá los días 6, 7 y 8 de mayo en el Maestranza con dirección musical de Cristóbal Soler, responsable del Teatro de la Zarzuela, lo que garantiza la valía de estas funciones. –¿Cómo defender hoy El gato montés ante la endeblez de su argumento y lo pintoresco de su planteamiento? –En la zarzuela y la ópera española es muy importante el tratamiento que sepan darle los diferentes dramaturgos al argumento. Lo que cuenta Penella es una historia de amor excesiva, llevada al límite. Me gusta la visión de José Carlos Plaza, porque ha conseguido imponerse al decorado de peinetas y castañuelas. Ha evitado los tópicos para penetrar en la profundidad de la esencia humana. Lo que nos queda entonces es un drama de sentimientos muy fuertes, y gracias a ello la conexión con el público se produce de una forma muy directa y llana. –Una parte del público sevillano reclama, habida cuenta de su éxito, una apuesta mayor del  Maestranza por la zarzuela. ¿Lo firmaría ahora mismo? –Pues precisamente a mí no se me ocurriría ponerle ninguna pega al Maestranza, que todos los años presenta un título lírico español, o incluso dos, como este, con El gato montés ahora y, antes, Entre Sevilla y Triana. El Campoamor de Oviedo es otro escenario modélico. Sin embargo... hay teatros españoles maravillosos que no programan absolutamente nada de zarzuela. Eso me parece lamentable. –Hace unos días concluía en Madrid la dirección de las funciones de Marina, de Arrieta, con las que ha cosechado excelentes críticas. ¿La veremos en Sevilla? –No puedo adelantarle ninguna cosa en ese sentido porque todavía no hay nada cerrado. Pero sé que la relación entre el Maestranza y la Zarzuela continuará. Y me consta que han estado personas del teatro sevillano viendo Marina así que, más pronto que tarde podremos llevarla. –Usted ha estudiado con diversos maestros y tiene un repertorio amplio. Pero dirige un teatro de zarzuela. ¿No puede acabar ensasillándole en exceso? –Es un riesgo, sí. Mi intención es que no suceda. Como bien dice toda mi vida he intentado tener un repertorio amplio. E intento mantener un equilibro, tengo proyectos con música de Beethoven, Mozart y Rossini aunque, hoy por hoy, mi prioridad absoluta es la Zarzuela. –¿Por qué se graba tan poco de este repertorio? –Es un género muy olvidado fonográficamente hablando. Y en la mayoría de las ocasiones seguimos teniendo un único referente auditivo. Hemos conseguido que en España se otorgue valía a la zarzuela, ahora falta que la grabemos. En breve registraré con Naxos. El huesped del Sevillano. Poco a poco. Este es un repertorio muy potente, y sus posibilidades son prácticamente infinitas.

  • 1