Cultura

"La declaración de la Unesco no ha movido tanto como se creía"

el 02 nov 2011 / 21:30 h.

Teddy Bautista y Ricardo Azcoaga a la salida de la Audiencia Nacional.
-->--> -->

El pianista flamenco David Peña Dorantes llega mañana al Teatro Auditorio Riberas del Guardaría, en Alcalá, días después de su premiere en el Auditorio Parco Della Musica de Roma y como única cita en Andalucía dentro de su gira de invierno europea, que lo llevará a ciudades como París y Estambul. El concierto se celebrará a las 21.00 horas y las entradas, de 15€ a 25 euros, están a la venta en taquilla y en servicaixa.com

-¿Qué veremos en el concierto?

-Tengo preparado un recital con piano, bajo, saxo, batería y percusión flamenca. El repertorio está compuesto por temas de mis dos discos anteriores y un avance del que estoy acabando ahora. Va a ser un resumen de mis últimos años de trabajo y, por supuesto, habrá mucho de improvisación.

-¿Cuándo podremos escuchar ese nuevo disco?

-Estará en el mercado el próximo marzo. Ya lo entregué a Universal y faltan los últimos preparativos. Se llamará Sin muros, y es un trabajo que gira en torno al concepto de libertad. Hace mucha referencia a la necesidad de acabar con las fronteras, a que nos comuniquemos entre todos los que vivimos en este mundo. Y con mucha libertad a la hora de componer flamenco.

-¿Tiene muros el flamenco?

-Tiene fronteras como cualquier otra disciplina musical. Muchas veces somos nosotros mismos los que nos ponemos limitaciones. Pero respetando mucho el género se pueden y se deben traspasar esas fronteras. Hay que romper las limitaciones. Eso es bueno.

-¿Cree que aún quedan fronteras por romper en lo jondo?

-Como en todas las artes. Nunca se acaban y siempre se puede sorprender. Ahora que estoy trabajando más fuera, he comprobado que en países del Este hay mucha más imaginación y grandes artistas que le quitan las fronteras a la música.

-Ésta es su única parada en_Andalucía. ¿A usted lo miman más fuera que en su tierra?

-El de Alcalá es el único concierto que voy a dar en_Andalucía. Ahora me voy de gira por Italia, EEUU, Canadá y_Francia. La verdad es que sí me llaman de fuera. Pero no me quejo. Son épocas, y se aprende.

-¿Será porque con la crisis han bajado las actuaciones aquí o hay otro motivo?

-Yo me siento valorado en mi tierra. Y me respetan. No con todo lo que hago, pero es normal cuando se hacen cosas más avanzadas. Me siento muy querido. En este caso, quizá lo que hago últimamente sí que tiene un enfoque de jazz y música contemporánea y por eso me muevo mucho fuera. No sé si han bajado las contrataciones. Ahora no actúo mucho en Andalucía, pero no sé el motivo.

-Volviendo a Sin muros, ¿habrá colaboraciones?

-Contaré con músicos de distintas disciplinas. Habrá un argentino con un bandoneón, un cubano con contrabajo y un músico árabe. Además participará la cantante israelí Noa y el contrabajista francés Renaud Garcia-Fons. Habrá flamenco: soleás, tientos, malagueñas, granadinas... todo tipo de palos con un enfoque diferente. Un guiso con muchos sabores y especias. Libertad y diálogo.

-Hace justo un año estábamos todos hablando sobre lo que supondría para el flamenco la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Ahora hay que hacer balance. ¿Qué ha cambiado?

-Bueno... No ha cambiado mucho. Habrá servido para dar publicidad al flamenco. Quizá hay más interés, pero no sé si es por la declaración o por el propio flamenco. Pero siempre viene bien. Ahora al menos se habla de llevarlo a la universidad. Se mueve algo, pero no tanto como se esperaba ni pensábamos. El flamenco en sí tiene fuerza propia, no le hace falta ser Patrimonio de la Humanidad. Pero para algo habrá servido.

-Algo sí se ha movido en el flamenco. Ha surgido un movimiento de artistas críticos con la gestión de las administraciones que demandan más trabajo. ¿Se alinea entre los indignados o entre los afortunados?

-No me gusta que mis compañeros pasen fatigas y no tengan trabajo. No sé quién tiene la culpa. A partir de ahí, la verdad es que no estoy muy pendiente de esto. Me muevo de otra forma. Yo trabajo mucho y no me meto en política. Pero si tuviera que hacerlo, me pringo por mis compañeros. Por suerte, fuera de aquí no me está faltando el trabajo.

-¿Le veremos en la Bienal?

-No tengo nada para la Bienal del próximo año. Por esas fechas estaré de gira por América del Sur y Japón con Sin muros.

  • 1