Local

La defensa de Julián Muñoz dice que "ofende al sentido común" pensar que Roca pagara a su cliente

Javier Saavedra ha manifestado que "todo" lo que le ha dicho su cliente "ha sido veraz y cierto" y ha considerado que "los derechos fundamentales son irrenunciables".

el 05 oct 2010 / 09:37 h.

TAGS:

Julián Muñoz a su llegada a los juzgados de Málaga.

El abogado Javier Saavedra, que representa al ex alcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz, ha asegurado en el juicio por el caso 'Malaya', que "ofende al sentido común" sostener que el presunto cerebro de la trama de corrupción en el Ayuntamiento marbellí, Juan Antonio Roca, pagara a su cliente después de preparar la moción de censura.

En la cuarta sesión del juicio, Saavedra ha señalado si "es creíble que Roca pague a plazos a Muñoz y el último se pague cinco meses después de, según los informes de la Udyco y el auto de procesamiento, preparar la moción contra Muñoz y que Muñoz y el señor Gil -en referencia al ex alcalde Jesús Gil- se tiren los trastos a la cabeza".

"Es que don Juan Antonio Roca y don Julián Muñoz son unos malversadores, pero eso sí, de una honestidad entusiasmante, porque después de que nos hemos peleado, te he echado del Ayuntamiento, te he preparado una moción de censura, nos hemos insultado, pero los 12.000 euros, soy un caballero y te los doy", ha ironizado el letrado.

En este sentido, ha añadido que esto "ofende al sentido común, es llamarnos imbéciles o al menos al que ahora está en el uso de la palabra". Ha precisado que "una pelea política del calibre que había en Marbella en 2003 da la certeza absoluta de que sería imposible ese pago", del que, ha dicho, "no está refrendado por ningún movimiento bancario".

El abogado ha manifestado que "todo" lo que le ha dicho su cliente "ha sido veraz y cierto" y ha considerado que "los derechos fundamentales son irrenunciables". Ha cuestionado la detención de Muñoz y ha pedido la nulidad del auto de prisión, tras analizar los argumentos del instructor para dictarlo, tales como el riesgo de fuga y el riesgo de destrucción de pruebas.

Así, el letrado ha explicado que cuando empieza la operación 'Malaya', en marzo de 2006, su cliente está en Argentina, un país "con limitaciones" en la extradicción, "pero vuelve, fíjense el miedo que tenía que viene". También cuestionó "qué pruebas puede destruir".

En este punto, se ha preguntado "cuáles son los indicios para la prisión?, apuntando que "hay una declaración de un contable de Roca que dice que la abreviatura J.M. intuye que es Julián Muñoz, pero dice que no lo puede asegurar".

"Con eso es suficiente para decretar la prisión de alguien durante 14 meses", ha apostillado el letrado, quien ha añadido que el principal imputado, "el jefe como dice la Udyco", cuando se le pregunta "dice que no corresponde a las iniciales de Julián Muñoz". Asimismo, ha criticado la falta de concreción en el escrito del fiscal sobre los delitos de cohecho de los que se le acusa.

  • 1