La defensa de Muñoz dice que el arresto fue "digno de un jefe de ETA"

Los abogados del exalcalde de Marbella han pedido la sentencia absolutoria y que se le  indemnice por los 14 meses que ha estado en prisión preventiva.

el 17 jul 2012 / 16:47 h.

La defensa del exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz aseguró ayer que el caso Malaya, contra la presunta corrupción en dicha localidad malagueña, "se ha desmoronado por los hechos y por los fundamentos de derecho" y recordó que su cliente fue detenido, hace ahora casi seis años, con "un operativo digno de un jefe de  ETA o del Grapo o de una organización criminal de la Camorra".

En su informe final del juicio, el letrado aseguró que ese "espectáculo" del momento del arresto "desprestigia a los ojos de la sociedad el comportamiento de quien dio esas instrucciones". Indicó que a Muñoz se le piden diez años de cárcel y pasó 14 meses en prisión preventiva sólo por unas siglas, JM, que, según las acusaciones, se refieren a él y lo vinculan con supuestos pagos del principal acusado, Juan Antonio Roca.

En este contexto general, el abogado Javier Saavedra se refirió a que los procesados "han sido la carne de cañón de los medios" y en concreto a que en el caso de su defendido "se ha lesionado todo aquello que un ser humano puede tener como valor", poniendo como ejemplo las fotografías que se emitieron cuando fue detenido. "Nadie le puede devolver a Julián Muñoz los meses que pasó en prisión", manifestó.

Por esto, pidió que se dicte sentencia absolutoria para Muñoz, acusado de delitos de cohecho, malversación y prevaricación, y que se le indemnice por esos meses en prisión preventiva. El letrado dijo que el exalcalde hace que Malaya "comience como una comedia de enredos, continúe como una farsa, siga como un drama y esperemos que no termine como una tragedia".

Saavedra indicó que, al ver otros lugares de costa, "pienso que el señor Roca, el señor Muñoz, el señor Gil y demás concejales deberían ser presidentes de Greenpeace, por cómo tenían cuidada Marbella", y apuntó que los acusados no pudieron construir las 30.000 viviendas supuestamente irregulares, preguntándose si "los otros empresarios nunca pasaron a visitar al señor Roca para que aparecieran sus nombres".

El letrado insistió en que a su cliente "se le piden 10 años por un JM" y aseguró no entender cómo el fiscal sostiene que su cliente y Roca era "enemigos irreconciliables" y luego le da dinero. "Pero no lo echó del Ayuntamiento, ni le presentó una moción de censura con el fin de seguir manejando el Consistorio a su antojo", se preguntó, ironizando con la cantidad supuestamente recibida por Muñoz, que cifra en 150.000 euros, por lo que "sería algo ridículo".

Saavedra recordó que Roca declaró en el juicio que esas siglas no correspondían al exalcalde sino a un asesor de la campaña electoral, preguntándose por qué no se ha investigado quién es esta persona. En este contexto, habló de que las iniciales PTE no fueron suficientes para vincular al expresidente del Gobierno Felipe González en el caso GAL. "Si no se estigmatiza a González Márquez por PTE, no se mete en la cárcel a Muñoz por JM", apuntó.

El abogado de Muñoz cuestionó las actuaciones del instructor Miguel Ángel Torres, del que dijo que estaba "contaminado" y destacó que la Sala encargada del enjuiciamiento "está intentando subsanar aquellos gravísimos errores que cometió el juez", aunque apuntó a la posibilidad de que el caso llegue al Tribunal de Estrasburgo, ya que el sistema judicial español "no funciona" y se vulneraron derechos fundamentales.


  • 1