Local

Alaya cree que Fitonovo pagó una obra del local del PSOE-Macarena

El exasesor local Domingo Castaño recurre su prisión por “desproporcionada”. Su defensa pide anular las diligencias de la jueza y ve desorbitada la fianza.

el 19 jul 2013 / 20:27 h.

TAGS:

Domingo Enrique Castaño / CSTV Domingo Enrique Castaño / CSTV El abogado José Manuel García-Quílez, defensor del exasesor del PSOE municipal –y exdirector de Vía Pública durante el mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín– Domingo Enrique Castaño presentó ayer el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial contra el auto de prisión provisional sin fianza dictado hace una semana por la jueza Mercedes Alaya, una medida que considera “desproporcionada” al igual que la fianza civil de 7,6 millones de euros. El recurso niega el supuesto enriquecimiento ilícito de Castaño y que recibiera dádivas de las empresas Fitonovo y Fiverde a cambio de contratos municipales ya que su puesto era de “mero asesoramiento” sin competencias para decidir sobre adjudicaciones. En concreto, rechaza que Castaño y su mujer Ana Vaquero –en libertad sin fianza tras su detención el 9 de julio junto a Castaño y los dos empresarios– recibieran como contraprestación los dos coches y siete móviles de los que habló ante Alaya el gerente de Fitonovo Rafael González Palomo (también libre) así como el sobre de 30.000 euros “que le dijeron que era para el PSOE”. Pero también declara falso que Fitonovo pagara la reforma de su chalet y que Castaño “tenga que ver lo más mínimo con la realización de unas supuestas obras en el local del PSOE en la Agrupación Macarena –a la que pertenecía éste– y que dichas supuestas obras hayan sido pagadas por Fitonovo, según menciona el Auto de Prisión”. Además critica que “quien a ello manifiesta haberse prestado, incluso con factura falsa de por medio, resulte procesalmente indemne”. Castaño fue detenido en la Operación Madeja, fruto de la investigación que Alaya ordenó sobre su patrimonio a raíz de la instrucción por la presunta venta irregular de suelos de Mercasevilla, en la que ya está imputado. La jueza le acusa de cohecho, fraude, prevaricación y blanqueo; a su mujer de cohecho, blanqueo y prevaricación;y a los dos empresarios de cohecho. Solo Castaño está en prisión y su letrado cuestiona si es “mera casualidad” que quienes relataron unos hechos “falsos” y que también les implicarían a ellos estén libres. Además, pide la nulidad de las actuaciones al considerar que esta causa, declarada secreta, es totalmente nueva y por tanto no debería instruirla Alaya sino ser enviada a reparto en los juzgados. El letrado critica las “deducciones automáticas”, “retorcidas” y “sin indicios” de la jueza al atribuir todo ingreso o gasto de Castaño que cree injustificado a dádivas ilícitas.    

  • 1