martes, 19 febrero 2019
15:12
, última actualización
Deportes

La defensa resucita al Betis de entre los muertos

La segunda mejor racha de victorias del Betis en toda la temporada ha llegado justo cuando ha puesto el cerrojo a su portería. Cero goles en tres partidos. La mejor manera de que no se note la crisis en ataque.

el 30 may 2010 / 20:54 h.

Arzu, ahora central, ha sido clave en la mejoría defensiva.
El Betis ha esperado a los últimos capítulos de esta larguísima serie que es la temporada en Segunda para resucitar de entre los muertos y sacar el máximo rendimiento de una plantilla que ya estaba bastante disminuida por sus propias carencias y la baja de su máximo goleador, Sergio García, y que desde hace una semana también carecía de su hombre más determinante, Emana. Repite Víctor Fernández que el ascenso pasa por optimizar los recursos que le ofrece el plantel y desde luego no se le puede poner ninguna pega al técnico, que en las tres jornadas siguientes al palo del Murcia (1-1 en casa) ha recortado seis puntos respecto al tercero. Y lo ha hecho, a falta de otras virtudes, con dos premisas fundamentales: la defensa y el sacrificio colectivo. El resultado está a la vista. El Betis está inmerso en su segunda mejor racha de victorias, tres consecutivas, gracias a que está cuajando su mejor serie defensiva del curso, tres jornadas seguidas sin encajar un gol. Y la relación no es casual. En total, el Betis lleva una derrota en nueve partidos y apenas dos en los 18 partidos de la era Víctor.

Goitia lleva 298 minutos sin recoger un balón de las redes de su portería. La marca sobrepasa los 300 minutos si se cuentan las prolongaciones de los distintos encuentros. El último capaz de marcarle un gol fue Capdevila, en el minuto 62 del Betis-Murcia. Desde entonces han transcurrido los 28 minutos de ese choque y los 270 de los que los verdiblancos jugaron ante el Nástic, la Real Sociedad y el Huesca. Es la primera vez en esta campaña que el Betis acumula tres partidos sin encajar un solo tanto.

En cuanto a las tres victorias seguidas, la única serie mejor fue la de cuatro que logró también Víctor entre las jornadas 26ª y 29ª (1-2 en Cartagena, 3-1 ante el Rayo, 1-3 en Irún y 2-0 contra el Castellón). Obsérvese que el Betis basó aquel registro en su pegada ofensiva: marcó diez goles y encajó tres. El estilo de la racha actual es distinto: ha anotado los goles justos (uno por encuentro) y no ha encajado ninguno. Un Betis sólido, quién lo iba a decir.

  • 1