lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Local

La demanda de plazas en centros de día se desploma por la crisis

Hay en torno a 400 vacantes, un 20% de las 1.946 que están concertadas con la Junta de Andalucía en la provincia

el 08 abr 2012 / 19:02 h.

TAGS:

Los centros de día no pasan por sus mejores momentos. Optar a una plaza en una unidad de estancia diurna en la provincia de Sevilla, a priori, no es muy complejo. De las 1.946 plazas que hay concertadas en 84 centros, aproximadamente 400 están vacantes a día de hoy, lo que supone que cerca del 21% de estos recursos están libres. El motivo de esta falta de interés de los ciudadanos por este servicio es muy simple: la crisis económica.

Este desplome de la demanda de plazas en los centros de día ha coincidido en el tiempo con los problemas económicos que vive el país, según indican fuentes de la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social.

La explicación es sencilla. Un mayor que disfruta de una plaza concertada en una unidad de día tiene que aportar el 40% de su pensión para sufragar el servicio, que tiene un coste aproximado de 49 euros al día, pero si esta misma persona se queda en casa al cuidado de un familiar se ahorra este dinero, y su cuidador además puede cobrar una prestación gracias a la Ley de Dependencia, que puede llegar a ser de unos 400 euros al mes.

A pesar de que este recurso ha perdido atractivo, la Junta de Andalucía sigue apostando por él. En 2008 había 1.209 plazas concertadas en 54 centros y ahora, en 2012, los números se han disparado hasta llegar a las 1.946 plazas en 84 unidades.

El motivo por el que la Consejería de Igualdad y Bienestar Social no renuncia a este sistema es porque estima que los centros de estancia diurna son una muy buena opción para un buen cuidado de los mayores: permanecen en su entorno, duermen en su casa, mantienen intacto el arraigo familiar y están atendidos por personal muy cualificado.
Residencias. A diferencia de las unidades de día, las plazas concertadas en residencias de mayores sí tienen tirón, aunque actualmente en la provincia de Sevilla no hay lista de espera para poder acceder a un geriátrico concertado con la Administración autonómica.

Hay suficientes camas para atender la demanda. Eso sí, hay determinados geriátricos que para acceder a ellos hay que esperar turno, pero actualmente, según fuentes de Igualdad y Bienestar Social, cuando una familia acude a solicitar una plaza concertada, siempre que se cumplan los requisitos, puede optar a una prácticamente de inmediato. Una de las excepciones, según la Administración, es el caso de la residencia de ancianos de Gerón de la Carretera de Carmona, en Sevilla capital, donde la demanda supera a la oferta, pero las mismas fuentes aclaran que en estos momentos en otros geriátricos como el de los Bermejales, también de reciente construcción, sí hay camas libres.

Actualmente, la provincia de Sevilla cuenta con 157 centros residenciales con autorización de funcionamiento, entre públicos y privados, que en total suman 8.113 plazas de mayores. De ellas, 4.148 están concertadas en 82 residencias -tres de ellas totalmente públicas (Montequinto, Marchena y Heliópolis)-, y además este año se ha solicitado a la Consejería de Hacienda la financiación de otras 504 camas, con lo que con fondos públicos se costearían 4.652 plazas.
El esfuerzo económico que hace la Administración por este servicio es más que elevado, puesto que atender a un mayor en un geriátrico cuesta al mes aproximadamente 1.450 euros, mientras que la aportación que hace el beneficiario es del 80% de la pensión que recibe.

Respiro familiar. Otro recurso importante con el que cuenta en la provincia de Sevilla son las 152 plazas concertadas de respiro familiar. Estas están destinadas a casos de emergencia, de familias que no se benefician de la Ley de Dependencia, pero que por un imprevisto necesitan que el mayor que está a su cargo ingrese en una residencia. En estos casos la estancia máxima es de tres meses prorrogables otros tres meses más.

  • 1