lunes, 19 noviembre 2018
19:23
, última actualización
Local

La demolición del cuartel de Artillería empezará en un mes

Defensa, que conservará el edificio principal, adjudicó el derribo por casi dos millones de euros

el 11 oct 2011 / 19:10 h.

TAGS:

Fachada del antiguo cuartel de Artillería Daoiz y Velarde, que ha sufrido expolios en los últimos años.

El antiguo acuartelamiento de Artillería Daoiz y Velarde -el Raca 14, Regimiento de Artillería de Campaña número 14-, edificado en el año 1928, tiene los días contados. En un mes empezará su derribo. Sólo se conservará el edificio principal y el patio de armas por su valor histórico, según confirmó ayer el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa, que prevé levantar en sus suelos de la avenida de Jerez un complejo residencial con zonas terciarias.

La demolición fue adjudicada a la empresa Erri-Berri -la misma que ejecutó el derribo de la antigua fábrica de Cruzcampo- por un presupuesto base de licitación de 1,9 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Según fuentes del Ministerio, los trabajos empezarán en un plazo aproximado de un mes, ya que sólo restan algunos flecos administrativos: el plan de retirada del amianto y el de seguridad y salud laboral.

Las fuentes consultadas aseguraron que algunas dependencias del acuartelamiento tenían cubiertas con amianto, de ahí que requiera su retirada y tratamiento por una empresas especializada. Con todo, según los estudios de Defensa, el cuartel no requiere de otros tratamientos específicos. "La munición y los explosivos ya se trasladaron, así que esos suelos y sus dependencias están exentas de este tipo de material", explicaron.

Tras el acuerdo entre el Estado y el Ayuntamiento para la recalificación de varios cuarteles de la ciudad, el Raca 14 se convertirá en una nueva zona residencial con 449 viviendas, según informó el Ministerio. Aunque el proyecto está aparcado por la crisis económica actual, la administración ha seguido tramitándolo urbanísticamente, encontrándose bastantes alegaciones del Colegio de Arquitectos. Ahora da un paso más y pone en marcha el derribo del complejo militar.

El cierre del cuartel fue ordenado el 31 de diciembre de 1995, produciéndose un vaciado progresivo. Desde entonces ha estado abandonado, lo que ha provocado que se registren numerosos saqueos y que esté al borde del derrumbe.

Así, el Plan Especial de Reforma Interior del solar, que ordena casi 14 hectáreas, concentra las actividades terciarias -comercios, hoteles u oficinas- en la periferia del sector, dispone un anillo de zonas verdes y equipamientos públicos para defender la zona del "impacto" de las infraestructuras viarias ya existentes y aúna en el interior de la delimitación los usos residenciales, con edificios de hasta 15 plantas.

Sin embargo, dicho proyecto cuenta con el rechazo del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla, que considera que el proyecto no respeta lo estipulado en el PGOU ni tiene en cuenta la protección y conservación del patrimonio. Incluso cuestiona la construcción de las torres de viviendas.

  • 1