Local

La depuradora funcionará en enero

el 14 sep 2009 / 19:46 h.

TAGS:

La depuradora de Morón de la Frontera, la única que no está en funcionamiento en toda la cuenca del Guadaíra desde que se estropeara en 2004, ya tiene fecha de inauguración: el próximo enero dará servicio a una población de 55.000 personas, equivalente al doble de habitantes de Morón.

La lucha contra los vertidos industriales tiene un nuevo activo en la reparación de la depuradora de Morón, que se inaugurará a principios de 2008 y que desde 2004 estaba fuera de servicio por los continuos vertidos industriales a la red de alcantarillado municipal. Esta reparación ha supuesto una inversión de 1,7 millones de euros y ha consistido en distintos trabajos de adecuación, reparación y sustitución en casi todos los sistemas y equipos dañados. Para garantizar el correcto funcionamiento de la depuradora, también se ha emprendido la construcción de un tanque de homogeneización para garantizar su seguridad en periodos de elevadas precipitaciones. Este tanque cuenta con 15.000 metros cúbicos de capacidad y una inversión de 1,5 millones.

El Pleno del Ayuntamiento de Morón ya aprobó el pasado 20 de septiembre con el apoyo de PP y PSOE el endurecimiento de la ordenanza de vertidos, además de nuevos sistemas de control que extreman la vigilancia sobre las industrias de la aceituna. En este sentido, las empresas del sector, que llevan trabajando en el control de sus propios residuos desde 2005 se mostraron muy satisfechas del nivel de adecuación de sus plantas con la normativa vigente. Francisco Javier Escalante, de Aceitunas Guadalquivir y presidente de la Agrupación de Interés Económico (AIE) y Pedro Cruces, del grupo Ángel Camacho, hicieron una presentación in situ de las balsas donde se produce la evaporación forzada de los vertidos del aderezo y compartieron objetivos: "Nuestra intención es reducir el vertido al colector municipal y disminuir en un 80% el consumo de agua".

La Comisión de Seguimiento del Guadaíra, que no se reunía desde hace ocho meses, tuvo como preámbulo ayer un recorrido institucional por las balsas de evacuación que dejó clara la unión de instituciones, empresarios y grupos ecologistas en la idea de conseguir un Guadaíra libre de contaminación, con una reducción del número de vertidos de carácter industrial que hasta ahora recibía la cuenca.

  • 1