Local

La derrota por compañía

Estos seis tropiezos no deben llevar a querer cambiar todo en el Betis.

el 31 oct 2011 / 07:30 h.

TAGS:

Las derrotas consecutivas del Betis han superado con creces las victorias del comienzo espectacular de competición. Ni aquellas cuatro que le llevaron a lo alto de la tabla y le tienen con 12 puntos en zona cómoda para lo que busca el equipo bético en esta temporada eran como para esperar un puesto europeo, ni estas seis derrotas consecutivas son para querer cambiar todo el aparato logístico de la casa verdiblanca.

No es bueno tener como compañeras a las derrotas en fútbol pero tener los pies en el suelo y saber a lo que se juega sí es necesario para que la sensatez predomine sobre los nervios. Son muchos seis partidos sin un punto. Ha sido decepcionante su doble salida ante Espanyol y Racing y entrar en detalles de si fueron o no justas por el fútbol y las ocasiones es no querer ver la realidad del mal momento de juego que tiene el equipo.

Se ha hablado en demasía de conceptos futbolísticos cuando encumbrados por las victorias el equipo se endulzaba con el buen gusto por la pelota y su capacidad ante el gol. Llegaron las derrotas y en días todas aquellas virtudes parecen olvidadas. Ni era para tanto y posiblemente no sea para tan poco. El Betis tiene que instalarse en la realidad. Esa que pasa por mantener la categoría como premisa fundamental. Todo lo que pueda encontrar de más que sea bien recibido pero los castillos de naipes los desmorona el más mínimo viento.

Hoy ese viento es un huracán. Santander fue una dura e inesperada decepción, porque el Racing no conocía la victoria en liga y el equipo de Cúper es vulnerable. Debía haber sido un buen bálsamo para el actual Betis.

El Sevilla hoy lunes . El Sevilla deja sus deberes para esta noche. Partido de lunes, víspera de festivo ante el recién ascendido Granada que hace 35 años que no disputa un partido de competición liguera en el Sánchez-Pizjuán. Los de Fabri vienen como colistas y el Sevilla necesita una reivindicación tras el empate cedido frente al Racing en el partido intersemanal.

Cuando se juega para estar arriba y teniendo adversarios que aprietan en estos partidos están los puntos fundamentales para no perder comba ante el objetivo concreto que tiene el Sevilla. La lección ante los cántabros deben haberla aprendido los jugadores sevillistas y estoy seguro que su profesor, Marcelino García se la habrá hecho repasar durante estos últimos días para que no vuelva a repetirse.

  • 1