Cultura

La desbandada de EMI, punta de lanza de la gran crisis discográfica

Los Rolling Stones han dado la espalda a EMI al anunciar su acuerdo para lanzar su próximo disco con Universal, uniéndose así a otros grandes de la música, como Robbie Williams o Paul McCartney.

el 14 sep 2009 / 22:55 h.

Los Rolling Stones han dado la espalda a EMI al anunciar su acuerdo para lanzar su próximo disco con Universal, uniéndose así a otros grandes de la música, como Robbie Williams o Paul McCartney, en lo que parece una auténtica desbandada de los artistas que escapan de las exigencias de sus discográficas.

Ya eran varias décadas lo que unía a sus satánicas majestades con la gran discográfica londinense EMI. En estos años, la banda de Keith Richards y Mick Jagger había recogido tantos éxitos como millones había reportado a la multinacional. Ahora, con un álbum recién grabado para Martin Scorsese, los motivos de su marcha se antojan bastante claros.

EMI ha protagonizado buena parte de las (malas) noticias de la industria discográfica de los últimos meses. Su adquisición en 2007 por la entidad de capital riesgo Terra Firma, los enfrentamientos de su nuevo jefe con los líderes de los grupos punteros y el reciente anuncio del despido de un tercio de su plantilla, han hecho un flaco favor a su imagen empresarial.

Radiohead prendió la mecha. El año pasado, Thom Yorke y sus compañeros intentaron negociar con la firma inglesa las cifras de su nuevo disco y recuperar el control de los anteriores. Tras la negativa de Guy Hands, propietario de Terra Firma, la banda de Oxford lanzó un órdago: poner su disco en la red al precio que los internautas consideraran oportuno. Y ganaron.

un millón de copias. Con el disco In Rainbows, con más de un millón de copias vendidas y un beneficio económico para la banda desconocido pero sin intermediarios, parece que a Radiohead le han ido bien las cosas, y ha servido como ejemplo para que muchos de los grandes se planteen el modelo discográfico.

Dos pesos pesados, como son los británicos Robbie Williams y Paul McCartney, también se han rebelado. El ex cantante de Take That se ha declarado "en huelga" por los numerosos despidos de la discográfica, y su representante ha acusado a Hands de comportarse "como el dueño de una plantación". El ex beatle McCartney, por su parte, se confesó "aburrido" de tener que lidiar siempre con esos "representantes de lo rutinario".

La visión del ex beatle no era muy positiva. "Yo era un sofá y Coldplay una mecedora. Al final todo el mundo terminó formando parte del mobiliario", sentenció el prestigioso músico en una entrevista a The Times. Y es que la banda Coldplay ha sido la última a la que la rumorología ha situado fuera de EMI. Pero quizá Guy Hands no sea todo el problema. Nine Inch Nail decidió ofrecer su música por libre, Prince se apuntó a la moda de internet y Oasis, Jamiroquai y The Charlatans vieron que no se podían quedar atrás en explotar el nuevo filón. Seguro que no serán los últimos.

Las promotoras son ahora las que más negocio hacen con los grupos, después de que éstos hayan visto que la edición y el lanzamiento por Internet les permiten más libertad sin reducir significativamente sus beneficios. Y es que el dinero de la música se ha movido desde los discos a los conciertos.

No hace mucho que la norteamericana Madonna también cambió Warner por Live Nation, embolsándose 120 millones de dólares. Esto evidencia el cambio de los grandes artistas a las promotoras, donde parece que se va a mover el negocio en los próximos años. Terra Firma tendrá que dar un paso hacia los conciertos si quiere que su inversión en EMI salga rentable.

  • 1