martes, 13 noviembre 2018
17:30
, última actualización
Economía

La desconfianza reina en la bolsa

No animó ni el equipo de Rajoy ni la lluvia de dinero del BCE, que otorgó entre 50.000 y 85.000 millones a la banca española.

el 22 dic 2011 / 21:25 h.

No hubo ayer una gran alegría en la bolsa española ni para acoger al nuevo equipo de Mariano Rajoy, con su tecnócrata ministro de Economía, Luis de Guindos, ni para reflejar la lluvia de millones de euros que el Banco Central Europeo (BCE) ha puesto a disposición de las entidades financieras de Estados de la Eurozona (casi 500.000 millones).

En concreto, la banca española solicitó entre 50.000 y 85.000 millones de euros en la primera subasta de liquidez del BCE con un vencimiento a tres años, según informaron a Europa Press fuentes del mercado financiero.

Esta petición supone entre un 10% y un 17% de los 489.190 que el organismo presidido por Mario Draghi repartió entre un total de 523 entidades europeas a un interés muy reducido, el 1%. BBVA captó entre 10.000 y 11.000 millones de euros al BCE, mientras que Banco Sabadell pidió 4.000 millones, según los operadores de mercado consultados, pero las entidades declinaron confirmar dichas cifras. La Asociación Española de Banca (AEB) aseguró que la iniciativa del BCE se traducirá en una mayor fluidez del crédito a familias y empresas.

Se daba por descontado que el ya presidente del Gobierno apostaría por un gabinete centrado en la economía y el empleo y el nombre de De Guindos sonaba en las quinielas. Y ese auténtico Gordo que se llevaron los bancos europeos, aunque es sinónimo de más liquidez, no se trasladará de manera inmediata al crédito a las familias y empresas, sino más bien a la compra de deuda pública, de ahí que se ponga en duda su efecto a corto plazo sobre la recuperación económica.

Así, el Íbex 35 avanzó un 1,01% al cierre del mercado impulsado por los grandes valores, si bien no logró reconquistar la cota de los 8.500 puntos. Los pesos pesados del selectivo bursátil impulsaron el índice, con alzas del 1,41% en BBVA, del 1,28% para Repsol YPF y del 1,23% en la operadora Telefónica. Iberdrola (+1,2%) y Santander (+1,1%) apuntalaron también al indicador en los 8.462 enteros.

Después de la inyección de casi 500.000 millones de euros en la subasta de liquidez por parte del BCE, Banco Popular se sumó a los grandes de las finanzas nacionales, aunque la subida se quedó en un 0,82%.

Sin embargo, Caixabank bajó un 0,33% y Bankia retrocedió un 0,14%, con lo que se anotaron la cuarta y quinta mayor caída del selectivo, respectivamente. Los mayores recortes los sufrieron los títulos de Sabadell (-1,40%), FCC (-1,05%) y Aerinox (-0,38%).
En el lado de las ganancias se situaron Mediaset (+3,30%), Gamesa (+3,03%) e IAG (+2,57%) y protagonizaron las mayores revalorizaciones de la jornada en la bolsa.

Bankinter (el 2,36%) y Técnicas Reunidas (2,28%) completaron el top 5 de los mayores repuntes.

En el resto de las plazas de Europa también primó el verde, con el CAC de París, la Bolsa de Milán y la de Lisboa con unos avances que rondaron el 1,4%. El Footsie de Londres y el DAX de Francfort se apuntaron un 1%.

Y al otro lado del Atlántico, el Dow Jones subía un 0,36%, gracias al inesperado rebote del indicador de confianza de los consumidores de Estados Unidos, indicador que alcanzó los 69,9 puntos en diciembre.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española volvía a tensionarse tras escalar a los 349 puntos básicos. Por su parte, el euro mantenía posiciones, al fijarse el intercambio en 1,3041 billetes verdes.

Pero en la bolsa española también retumbaron esas continuas amenazas que lanzan las agencias de calificación tanto contra el país como contra sus comunidades autónomas y empresas.

Fue el turno de Fitch, pues rebajó dos escalones la nota de solvencia a largo plazo de la Comunidad Valenciana, que pasa a situarse en BBB desde A- (una nota que equivale a un notable bajo), mientras que colocó en "vigilancia negativa" las calificaciones de las regiones de Murcia (hasta A) y Cataluña (A-).

  • 1