domingo, 21 abril 2019
12:11
, última actualización
Deportes

La destitución de Mel desata una ‘guerra’ en el Betis

El técnico se despidió entre lágrimas mientras sus partidarios apedreaban la sala de prensa y cargaban contra el consejo.

el 03 dic 2013 / 00:10 h.

mel-2-600 Pepe Mel, durante la rueda de prensa de su despedida, rompió a llorar. Pepe Mel fue destituido  ayer tarde como técnico del Real Betis y suplido por Juan Carlos Garrido, ex del Brujas y del Villarreal, que hoy mismo a las 10.30 dirigirá su primer entrenamiento y firma hasta el 30 de junio de 2014. El cese de Mel desencadenó un maremoto que ya veremos las consucuencias que conlleva. Ayer, de momento, algunas decenas de aficionados se apostaron junto al estadio para vitorear al técnico cesado, cargar contra el consejo y Stosic e incluso apedrear la sala de prensa donde Mel se despedía de la afición. También aparecieron con pancartas conocidos loperistas para apoyar la continuidad de Mel y cargar contra el consejo, como ya hicieron días atrás en el mismo estadio. Pepe Mel fue destituido junto a todo su equipo de colaboradores, el segundo Roberto Ríos y el preparador físico, David Gómez, con quienes arribó a las oficinas del club sobre las seis de la tarde. Antes ya había sido filtrada la posibilidad de su destitución, pues el propio Mel había anulado un compromiso –la presentación de un libro– que tenía esa misma tarde. EL COMUNICADO. Sobre las 19.30 horas, el club anunció oficiamente la destitución del entrenador: “El Real Betis Balompié, ante la delicada situación deportiva que atraviesa  el equipo y la necesidad de cambiar la dinámica de resultados, comunica su decisión de prescindir de los servicios de Pepe Mel, técnico del primer equipo desde el verano de 2010. El Club quiere agradecerle estos años de compromiso y entrega, en los que el técnico ha encabezado un proyecto que ha llevado al Betis de Segunda división a Europa. Asimismo, también agradece el trabajo de sus asistentes Roberto Ríos y David Gómez, que también cesan en sus funciones”. Mel ha sucumbido a la inexorable ley de los resultados y se ha visto engullido por la pésima racha de resultados de los dos últimos meses (dos empates y seis derrotas en las ocho últimas jornadas), que tienen al equipo colista desde hace tres jornadas y en zona de descenso desde hace seis. El técnico bético tenía firmado este año y tres más, pero al ocupar el equipo zona de descenso el Betis solo tendrá que abonarle los emolumentos hasta el próximo 30 de junio. Mel piensa seguir viviendo en Sevilla pese a su destitución, pues recientemente ha comprado una casa en el barrio de San Lorenzo para reformar e instalarse definitivamente en la capital hispalense. ENTRE LÁGRIMAS. Pepe Mel se despidió a las nueve de la noche entre lágrimas de la afición bética, leyendo un comunicado en la sala de prensa del Benito Villamarín, a la que acudió acompañado por Miguel Guillén y Vlada Stosic, mientras, fuera, aficionados radicales, lanzaban piedras contra las cristaleras y mostraban pancartas a favor del entrenador y en contra del consejo. Este es el comunicado que leyó Pepe Mel, muy emocionado y que rompió a llorar en varios momentos de su comparecencia: “Esta es la rueda de prensa que nunca quise dar. Uno es entrenador de fútbol profesional. Gracias al presidente por las palabras. Una larga y extensa fila de agradecimientos. Primero a todos los futbolistas desde 2010, médicos, utilleros, prensa… Hemos pasado momentos malos, duros y juntos los hemos superado. Por desgracia este no ha sido posible solventarlo así y quiero dar las gracias de corazón al bético de a pie que… (se emociona). Quiero darle las gracias al beticismo en general y les pido por favor que el mismo cariño que han tenido conmigo se lo den al nuevo entrenador que viene y muchas gracias a todos”.

  • 1