Local

La detección de una zona fisurada en el suelo de la sede de Ranilla obliga al traslado temporal de una unidad

el 19 sep 2012 / 16:51 h.

TAGS:

Los trabajadores de la Unidad de Medio Ambiente (UMA) del Cuerpo  de la Policía Local de Sevilla, ubicada en la planta baja de la nueva  sede de la Jefatura policial en la Ranilla, se trasladarán desde este  jueves a otras dependencias ante la necesidad de realizar labores  técnicas para proceder a la reparación de deficiencias detectadas en  una parte del suelo de esta instalación, donde se ha registrado la  existencia de una zona fisurada.

Según han explicado a Europa Press fuentes municipales, la misma,  con un espesor de grieta de entre dos y tres milímetros, no supone  riesgo alguno para los funcionarios que desempeñan su labor en la  Ranilla, dado que, por otro lado, esta zona ha sido la única en la  que se han encontrado estos daños, que también han supuesto la rotura  de varias piezas de solería.

El motivo de estos desperfectos se encuentra en un "error  constructivo", puesto que la empresa Detea, encargada de la  habilitación de esta sede, ha detectado la ausencia de junta de  dilatación en esta parte del basamento, aunque no en la estructura,  paredes o techumbre.

Ante el movimiento natural del suelo, y debido a la inexistencia  de este elemento en la parte más superficial del suelo --que sí  cuenta con junta de dilatación bajo la misma--, las losetas se han  roto. El estudio de los desperfectos apunta a la falta de peligro y a  la innecesariedad de cualquier tipo de desalojo del edificio, según  las fuentes consultadas.

No obstante, sí será necesario acometer la reparación de las  piezas rotas, la instalación de la junta de dilatación que falta y la  colocación de nueva solería, razón que provoca que los trabajadores  que desempeñen su función en esta zona deban trasladarse a otro  lugar.  

  • 1