Economía

La deuda de los andaluces duplica su ahorro en el banco

De media, deben a las entidades 28.456 euros y guardan 13.643.

el 06 mar 2010 / 21:13 h.

Mucho antes de que se desatara la crisis, allá por el año 2003, sólo tres comunidades autónomas, Castilla y León, Galicia y Navarra, tenían en las entidades financieras más dinero depositado (ahorro) que prestado (crédito).

Conforme avanzaron los años, y antes de entrar de lleno en una crisis que ha cumplido ya más de dos años, el endeudamiento se fue generalizando y aumentando con una gran alegría, de manera que los créditos solicitados -aquí se incluyen hogares, pero también empresas, instituciones y el sector público- fueron ganando peso frente a los depósitos.

Una vez entrados en la recesión, el comportamiento de 2009 (con datos hasta septiembre aportados por el Banco de España) arroja que la tendencia se invierte, aunque muy lentamente. Éste es el objeto de estudio de un informe realizado por Santiago Carbó, José Manuel Mansilla y Francisco Rodríguez, y recogido en los Cuadernos de Información Económica de Funcas, la Fundación de las Cajas de Ahorros.

Y en ese informe, Andalucía presenta un elevado endeudamiento, al colocarse entre las cuatro regiones españolas que mantienen más del doble de crédito que de depósitos desde el año 2007 hasta el pasado 2009.

Entre las razones que utiliza Funcas para justificar esa deuda -conocida como apalancamiento- creciente y común en el comportamiento de las comunidades, sobre todo en el periodo de 2003 a 2007, destaca "la evolución al alza del precio de la vivienda y el coste relativamente reducido de la financiación crediticia".

No obstante, la comunidad andaluza -en tercer lugar, por detrás de Baleares y Canarias- logró reducir muy ligeramente el peso de los créditos sobre los depósitos a partir de 2008, ya en plena crisis, en consonancia con el incremento del ahorro hasta tasas antes desconocidas para las familias.

Pero ya hablando de cifras, según los datos aportados por Funcas hasta septiembre, cada andaluz debía en préstamos a las entidades financieras una media de 28.456 euros, la sexta más baja en comparación con el resto de comunidades, pues la media estatal se colocó en 33.168 euros, aunque el endeudamiento lo lideró Madrid con 70.374 euros.

Una de las consecuencias de la crisis, analiza Funcas, es que ha frenado el crecimiento de la deuda por habitante, en comparación con las cifras de 2007.

Ahora bien, la mayor diferencia llega del dinero ahorrado por cada ciudadano de media en los bancos, cifra que en el caso de los andaluces se situó en 13.643 euros, y que contrasta con los 21.873 euros guardados por los españoles en su conjunto. Y es que la región andaluza presenta -con la única salvedad de Canarias (12.076 euros)- la menor cuantía de dinero depositado.

Por otro lado, Andalucía contaba con una renta familiar bruta -para destinar al ahorro o al consumo- en 2009 de 14.352 euros, sólo superior a la de Murcia, y alejada de los 17.659 euros de la media española.

Otra de las conclusiones que se extraen del informe apunta a la progresiva pérdida de cuota de mercado de los bancos, desde el año 2003, y que ha beneficiado a las cajas de ahorros a la hora de solicitar préstamos. En el caso andaluz, la cuota se la reparten entre el 41,07% que detenta la banca, el 49,5% de las cajas y el 9,43% de las cooperativas.

En el caso de los depósitos, es decir para guardar el dinero, los andaluces prefieren las cajas, con una cuota del 55,1%, frente al 30,3% de los bancos. Las cooperativas disponen del 14,64%.

Funcas concluye que el peso del endeudamiento irá reduciéndose paulatinamente a lo largo de 2010, ya que el punto de partida era muy elevado, y señala que "aún está por producirse gran parte del ajuste y reestructuración necesarios en el sector bancario para afrontar el deterioro de los activos".

Por tanto, advierte de que "será difícil" ver una recuperación "significativa" del crédito bancario, debido a los riesgos de impago por las actuales tasas de desempleo y también porque se observa, asegura, "una reducción de la demanda de financiación".

  • 1