Economía

La deuda de los hogares sufre un frenazo tras una boyante década

Crece el endeudamiento de las familias, pero con un menor ímpetu. Los hogares españoles tenían con las entidades financieras un saldo deudor de 875.878 millones de euros al cierre de 2007, un 12,7% más. El importe de las hipotecas se incrementó un 13,2%.

el 15 sep 2009 / 00:20 h.

Crece el endeudamiento de las familias, pero con un menor ímpetu. Los hogares españoles tenían con las entidades financieras un saldo deudor de 875.878 millones de euros al cierre de 2007, un 12,7% más. El importe más elevado, el de las hipotecas, se incrementó un 13,2%, el ritmo más bajo en doce años.

En cuanto a la deuda hipotecaria, el valor de los préstamos contraídos por las familias españolas para comprar una vivienda aumentó un 13,2% en 2007, con el ritmo anual más reducido desde 1995, cuando comenzaron a registrarse este tipo de estadísticas. El importe total, 646.000 millones de euros.

Al final de 2006, la tasa de crecimiento de la deuda hipotecaria de los hogares se situó en el 20,4% (571.000 millones), cifra inferior al 24,3% del ejercicio precedente y al 23,7% de 2004.

La situación actual se explica por el endurecimiento de las condiciones de concesión de crédito aplicadas por las entidades a los particulares en el último trimestre, causada en parte por el deterioro de las perspectivas del mercado de la vivienda, según explica el Banco de España en su último boletín económico.

Y esa restricción, negada normalmente por las entidades, afectó también a las compañías y, en mayor medida, a las grandes empresas y a los préstamos a plazos más dilatados, en un contexto de empeoramiento de las expectativas sobre la economía.

Las condiciones para la obtención de préstamos también se volvieron más estrictas por la percepción de un deterioro de la calidad crediticia de los consumidores, en el caso de préstamos al consumo.

Para estos últimos, la tasa de crecimiento a finales de 2007 fue del 11,2%, la menor desde el 4,4% de 2001. Entre 2002 y 2006, el auge ha sido igual o superior al 12,5%, según el Banco de España.

Al cerrar 2007, la deuda de los hogares con las entidades bancarias en préstamos no dirigidos a vivienda ascendía a 228.000 millones de euros, una cuarta parte de la deuda total (vivienda y consumo), que se elevó a casi 876.000 millones.

Empresas. No sólo se frena el endeudamiento familiar, sino también el de las empresas. Así, éstas arrojaron un crecimiento del 18,8%, frente al 27,9% de 2006, debido a la menor financiación obtenida por las inmobiliarias y las constructoras en medio de la crisis financiera mundial y la ralentización inmobiliaria registrada en nuestro país, según las explicaciones del Banco de España.

Pese a ese frenazo, la deuda de las sociedades alcanzó un nuevo récord a final del año pasado con 1,226 billones de euros, frente a los 1,024 billones con los que cerró el ejercicio precedente. Ese récord supone duplicar los 612.000 millones de euros adeudados por las empresas hace sólo tres años y medio, en concreto en junio de 2004.

  • 1