Deportes

La deuda del Betis se reduce en 9 millones y los concursales plantean pagarla en diez años

El plan que el club propondrá a sus acreedores incluye una quita del 50%. El Betis tiene avaladas operaciones a favor de las sociedades de Lopera por 6 millones.

el 06 mar 2012 / 16:49 h.

Los tres administradores concursales del Betis (Antonio Jesús González, Francisco Tato y Gerardo Narbona) han desgranado hoy el informe definitivo que han mandado al Juzgado de lo Mercantil. Se trata del documento que disecciona la situación económica del club verdiblanco una vez resueltas las trece impugnaciones que once acreedores presentaron contra su primer informe y varios litigios que a grandes rasgos han servido para que el Betis reduzca su deuda consolidada de 84,2 a 75,1 millones de euros.

Esos nueve millones en que ha bajado el pasivo del Betis se deben básicamente a las reintegraciones que Hacienda se ha visto obligada a efectuar tras varios recursos de la entidad de Heliópolis. En concreto, el Betis ha eliminado de su pasivo 6.670.374,69 euros por estos conceptos más cerca un millón que debía al Ayuntamiento. En total, este pasivo condicional (pendiente de resoluciones judiciales) ha disminuido en 7,7 millones de euros. El resto, hasta los nueve millones, proviene de la resolución de los pagarés a favor de Marcelino García Toral y su sociedad de imagen.

A partir de ahora, el concurso de acreedores entra en la fase del convenio. El objetivo es alcanzar un acuerdo con los acreedores que aglutinen la mayoría de la deuda ordinaria, unos 39 millones. El objetivo está claro: la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) engloban cerca del 57% de esa deuda, así que la negociación lleva meses enfocada en ambos organismos.

La propuesta del Betis, además, ha sido desvelada sin problemas por los administradores. La idea es pagar en ocho años, aunque contemplando que el equipo estará otros dos en Segunda División, y aplicar una quita del 50%. Como los concursales han adelantado que el mejor de los escenarios sería reducir la deuda hasta los 65 millones, eso supondría pagar menos de 40 millones. En esos dos años en Segunda, el club no pagaría nada a sus acreedores. Si estuviese más campañas en la división de plata, sí lo haría.

Otro de los datos más relevantes aportados por los administradores, que han situado la horquilla de la deuda definitiva entre 60 y 90 millones, es que el Betis es avalista de varios préstamos hipotecarios a favor de las sociedades de Manuel Ruiz de Lopera por un importe de 6 millones. De momento, este tejemaneje no ha obligado al club a realizar desembolso alguno, pero los concursales están obligados a contemplarlo como posible deuda. Así, en realidad, hay 15 millones en total: los 6 millones de estas operaciones, los 900.000 euros que demanda Víctor Fernández, los 3 millones reintegrados por Hacienda en resoluciones no firmes que han sido recurridas por la administración pública y otras cantidades provenientes de mecanismos de solidaridad (indemnizaciones que piden clubes por derechos de formación de algún jugador fichado, por poner un ejemplo).

  • 1