Local

La deuda municipal, tarea responsable

Las medidas de choque planteadas por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para reactivar la economía y frenar el desempleo suponen un importante balón de oxígeno para las administraciones que hasta el momento han venido demostrando una mayor debilidad: los ayuntamientos.

el 15 sep 2009 / 19:06 h.

Las medidas de choque planteadas por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para reactivar la economía y frenar el desempleo suponen un importante balón de oxígeno para las administraciones que hasta el momento han venido demostrando una mayor debilidad: los ayuntamientos. La inyección de 8.000 millones de euros para los municipios supondrá en el caso de la capital hispalense hasta 122 millones de euros según los criterios de población y otros 198 para toda la provincia de Sevilla. Andalucía recibiría el 20% de esos fondos, una cantidad superior incluso a lo que el Estado aún debe aportar por la Deuda Histórica. Esos recursos, utilizados con criterio y racionalidad, podrán desatascar numerosos proyectos y crear empleo, si bien deben contar con una agilidad de adjudicación de difícil encaje en muchas iniciativas puestas en marcha con los consistorios. Los proyectos que se podrán presentar tienen que poder ejecutarse de inmediato, entre enero y abril de 2009, lo que limita el campo de actuación. En el caso de Sevilla, la reciente aprobación del segundo plan de barrios supone una excelente oportunidad para recoger fondos estatales y dedicarlos a las zonas más necesitadas. También podría adaptarse a las exigencias el plan de rehabilitación de polígonos industriales, que lleva años ralentizado sin que el consistorio lo impulse definitivamente. Con todo, el mayor beneficio para los ayuntamientos reside en el compromiso que manifestó ayer el presidente del Gobierno de abrir la puerta al endeudamiento de los municipios para poder aliviar su asfixia financiera. Ese incremento del déficit en las arcas locales llegaría hasta el 0,5% del PIB, lo que podría suponer la inyección de otros 5.000 millones de euros. El Gobierno ha puesto instrumentos efectivos en manos de los ayuntamientos. Ahora toca que los alcaldes actúen con responsabilidad en la gestión de los recursos para frenar la crisis y no disparar el gasto público.

  • 1