Local

La devoción del tajo

La nueva Hermandad de San Isidro la fundaron obreros del campo

el 26 feb 2011 / 18:08 h.

TAGS:

Miles de romeros acompañan la carreta de San Isidro el 15 de mayo

Corría la primavera de 1963 cuando un grupo de agricultores de Las Cabezas de San Juan creó la romería en honor de San Isidro, una celebración que, en sus inicios, “poco o nada tuvo que ver con la iglesia”, como bien recuerda uno de los fundadores. “Los primeros años cogíamos al santo, nos íbamos a echar el día al campo y ya está”, rememora José Guisado Beato Pepe el de Jeronimito, como le saludan cariñosamente los vecinos. Fue uno de esos agricultores que hace décadas apoyaron a la entonces Hermandad de Labradores del Campo de Las Cabezas de San Juan (una especie de sindicato nacido para resolver los problemas del sector) en las primeras ediciones de la romería. “Yo tenía entonces 18 años y los muchachos como yo, que estábamos acostumbrados a bregar con las bestias en el campo, íbamos todos a caballo, y nos lo pasábamos muy bien”, apunta este hombre, ya jubilado.

Y es que en la década de los 60 del siglo pasado, ocho de cada 10 vecinos de Las Cabezas de San Juan vivían del campo, sobre todo de las campañas de recolección de remolacha y algodón, "que tanta mano de obra generaban". Se sumaban a ellos los trabajos en otros cultivos, como el trigo y el girasol. Una realidad económica que fue cambiado con la mecanización del mundo rural, pero que no restó devoción a San Isidro.

Pese a su nacimiento lejos de la religión, sus más de 700 hermanos se encargaron de dotar de este sentido una manifestación popular tan entrañable como querida. Primero con una misa el día antes de la romería, luego alargando la estancia un día más en el paraje donde se concentran (actualmente al poblado de Sacramento) y, sobre todo, fomentado la devoción al santo con cultos durante todo el año. "Hoy en día está todo muy organizado, nada que ver con los primeros años, cuando José Rodríguez Espinosa (presidente de la Hermandad de Labradores del Campo de Las Cabezas de San Juan) y Pedro de Miguel (secretario) se tenían que valer de los guardas para organizar la comitiva", prosigue Pepe el de Jeronimito, al tiempo que destaca la labor de los tres últimos hermanos mayores de la asociación y de las dos hermanas mayores, quienes "han luchado mucho por dignificar la fiesta" que se celebra en este municipio de la comarca del Bajo Guadalquivir.

 
Tanto que el pasado 14 de enero recibieron la bendición del Arzobispado de Sevilla con la carta de hermandad, un reconocimiento a una romería que en torno al fin de semana más próximo al 15 de mayo, fecha dedicada a la onomástica de San Isidro, convoca cada año a más de 10.000 peregrinos.


La noticia les sorprendió: "No lo esperábamos tan pronto, ya que llevamos dos años trabajando para hacerla hermandad", explica Juan Antonio Jiménez Cordero, hermano mayor en funciones mientras se celebran elecciones, previstas para el 7 de marzo. La única lista es la que encabeza este hombre, quien resume así la reacción del pueblo ante la nueva corporación: "Está todo el mundo revuelto y estamos muy contentos".

 
Tras la toma de posesión de la primera junta de gobierno, San Isidro organizará una serie de actos extraordinarios para celebrar su cariz de hermandad. "Prepararemos una salida extraordinaria por el pueblo", adelanta el hermano mayor en funciones. Para agregar:"El santo saldrá en su carreta tirada por bueyes pero sin la habitual choza de paja que le cobija en la romería". Igualmente, avanza que habrá un programa paralelo de actos conmemorativos de una fecha tan señalada.

 

  • 1