Local

La Diputación cerrará el grifo a Fibes y al Olímpico en 2013

Habrá una retirada "parcial o total" del dinero para los entes de la capital en el próximo presupuesto.

el 23 abr 2012 / 19:11 h.

TAGS:

Transcurso de las obras de ampliación de Fibes, en las que la Diputación de Sevilla ya se negó en su día a participar.

La Diputación de Sevilla comenzará a cortar el grifo inversor en la capital a partir de 2013. El Estadio Olímpico, Fibes, Isla Mágica o el Teatro de la Maestranza tendrán que diseñar sus cuentas de cara al próximo ejercicio pensando en que dejarán de percibir parte o incluso la totalidad de la partida que recibían del organismo provincial, que ya avanzó en diciembre que abandonaría los grandes proyectos de la capital en los que participaba para dedicar la totalidad de su presupuesto a sus pueblos y en especial a los menores de 20.000 habitantes.

Los presupuestos provinciales para 2013, que se empezarán a redactar a partir del verano, plasmarán ese primer paso de la Diputación para dejar de cofinanciar los proyectos de la capital. El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, todavía no ha concretado si será la totalidad de la cuota o sólo una parte, aunque sí se mostró firme en que el objetivo último es la salida definitiva, aunque "sea reduciendo paulatinamente la partida en los próximos ejercicios".

La Diputación se ve legitimada para tomar esta decisión a partir de 2013 después de que haya notificado oficialmente su deseo de vender su participación a los órganos de dirección del Estadio Olímpico, Fibes, el Teatro Maestranza e Isla Mágica. Con ello, Villalobos insiste en que la salida se formalizará "de manera razonada y sin locuras". Entre ellas, argumentó que la Diputación no abandonaría ninguna de las sociedades si su marcha implica la disolución de la entidad o que se colocara en una situación difícil de cara a su supervivencia. "Si me constatan que la marcha de la Diputación en estos momentos pondrá en riesgo la programación del Maestranza o provocará el hundimiento de Isla Mágica, se hará todo más despacio", argumentó, no sin antes aclarar que la única tendencia posible es desprenderse de ese vínculo.

Las cuentas del presente ejercicio ya reflejaban una drástica reducción de la inversión en el Teatro Maestranza del 39,3%, lo que suponía percibir 671.000 euros menos. Sin embargo, ese recorte fue justificado por la Diputación en que aportaría sólo la cuota que le correspondía -15%- y no entregar una cantidad fija "mientras el resto de administraciones iban recortaban sus gastos".

Los presupuestos de 2012 reflejan una rebaja de 128.000 euros en la partida que cada año aportaba la Diputación en concepto de gastos de funcionamiento del Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes). Sin embargo, esa reducción no se produjo tanto por el anuncio de marcha de la sociedad como por el hecho de que la no participación de la Diputación en la ampliación de Fibes le reduce su porcentaje de presencia en la sociedad y, por tanto, la cantidad que debe desembolsar en cada ejercicio.

De la misma forma, las cuentas de 2012 reflejan una inversión de 156.000 euros en la compra de acciones de Isla Mágica, una maniobra que, aunque a simple vista se contradice con la idea de abandonar el parque, se presupuestó para que el ente provincial recuperara su participación del 2,11% en el parque, como acordó en su día con Cajasol cuando la entidad bancaria aprobó la ampliación de capital para asegurar el futuro de Isla Mágica. Sin embargo, una vez recuperada esa participación y sellado ese compromiso, la opción es deshacerse de este paquete accionarial, así como el 13% que ostenta en el Estadio Olímpico -donde la Diputación ha invertido 17 millones-, o del que tiene con Fibes que, hasta el presente año, le había supuesto un gasto anual fijo de 353.699 euros, más la cantidad que abonó para la celebración de la muestra Sevilla son sus Pueblos entre los años 2002 y 2008.

La última cifra en consideración es la del Teatro de la Maestranza, cuyo compromiso está cifrado en una aportación económica del 15% del total, lo mismo que el Ayuntamiento de Sevilla. Así, contribuía con 1,6 millones de euros hasta que, al revisar las cuentas de sus socios, se dio cuenta que aportaba más porcentaje que el resto, que habían rebajado su cuantía. Este año ya se ha limitado a un millón.

  • 1