Local

La Diputación de Sevilla presenta planes extras contra la crisis dotados de 34 millones

La Diputación de Sevilla ha presentado hoy su "Plan Más 34", que pondrá en manos de los municipios seis programas extraordinarios contra la crisis dotados con 34 millones, de ellos 10 para uno de Urgencia Municipal que contratará a tiempo parcial a unas 14.000 personas en paro y riesgo de exclusión social.

el 16 sep 2009 / 02:58 h.

TAGS:

La Diputación de Sevilla ha presentado hoy su "Plan Más 34", que pondrá en manos de los municipios seis programas extraordinarios contra la crisis dotados con 34 millones, de ellos 10 para uno de Urgencia Municipal que contratará a tiempo parcial a unas 14.000 personas en paro y riesgo de exclusión social.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), ha anunciado en rueda de prensa esas medidas extraordinarias que se desarrollarán este año, junto al de los empresarios de Sevilla (CES), Antonio Galadí, y los secretarios locales de UGT, Juan Antonio Gilabert, y CCOO, Alfonso Vidán, al ser "consensuadas" con ellos "bajo el marco del Acuerdo Provincial de Concertación Social".

Tras elogiar todos esta iniciativa de "gran calado social", que Villalobos ha resaltado que "es de todos" y apoyan los cuatro grupos de la Diputación (PSOE, PP, IU y PA), ha destacado que pondrán a disposición de los 104 ayuntamientos y tres ELA de la provincia esos 34 millones extras para "reactivar la economía local, ayudar a los municipios y sobre todo a los más necesitados por su calado social".

De ese montante, que procede de remanentes de tesorería "fruto de la austeridad" de la institución, el presidente ha precisado que anticiparán a este año a los consistorios los 10 millones del Plan de Impulso Municipal, dotado con 30 millones en total inicialmente para el periodo 2008-2010, que estaba previsto invertir en 2010.

Serán "pequeñas obras municipales", que prevén, como el resto de planes, que comiencen en junio y generen unos 2.000 empleos, para reactivar a las Pymes locales del sector de la construcción y que "lo están pasando muy mal" por la crisis económica.

Dedicarán además 3 millones a un plan de tratamiento de residuos inertes; 4 millones al Plan Extraordinario de Emergencia Financiera, en colaboración con el Opaef de la Diputación, como anticipo reintegrable para que los municipios paguen su "deuda inaplazable" y puedan acogerse a inversiones de otras Administraciones; y otros 3 a ayudas a los ayuntamientos para gastos corrientes y eximirles así de la parte que deben cofinanciar de los planes de Obras y Servicios.

Otro programa anunciado por Villalobos es que la Diputación hace una reserva de 4 millones en una bolsa de cofinanciación de posibles nuevos recursos para prever las opciones de inversión que oferten otras Administraciones y tener así "capacidad de cofinanciarlas y que no se pierdan", cuya dotación ampliarían si fuera necesario.

También ha subrayado, al igual que los responsables de la CES y los sindicatos, la importancia social de dedicar 10 millones a un Plan Extraordinario de Urgencia Municipal, que se complementará con 1,6 millones más -con lo que en total serán 35,6- que cofinanciarán los ayuntamientos en función de sus habitantes: los de menos de mil no pagarán nada; los de hasta 5.000, un 5%; entre 5.000 y 10.000, un 10; hasta 20.000, un 15; hasta 50.000, un 20; y los de más, un 25%.

Este programa no durará más de un año y por él los ayuntamientos harán contratos a tiempo parcial y conforme a las horas de trabajo equivalentes a cada actividad, para respetar sus distintos convenios colectivos, a un total de 14.000 personas desempleadas "en situación de urgencia social provocada por la actual crisis".

Villalobos ha explicado que estos contratos, que incluirán el salario mínimo interprofesional más la parte correspondiente a la Seguridad Social, oscilarán entre un mínimo de 15 días y un máximo de 3 meses para que vayan rotando y aumentar así sus beneficiarios.

Cada municipio será el que temporalice los contratos y seleccione a sus beneficiarios, con los requisitos obligatorios de que "nunca sustituyan a los empleados del Ayuntamiento", de "transparencia" y de que un informe obligatorio de los servicios sociales municipales acredite la situación de urgencia y riesgo social de estas personas.

En este programa habrá un factor de discriminación positiva de la mujer, en especial a las que estén "en riesgo de exclusión social o en riesgo por violencia de género, pues por desgracia en las crisis pagan más las mujeres que los hombres, y mucho más las que están en peores condiciones", ha afirmado el secretario provincial de la UGT, que, como Vidán (CCOO), ha felicitado a la Diputación por estas medidas "muy necesarias" y con un "gran calado social y político".

Por su parte, según Galadí, aunque es "insuficiente por la cantidad de problemas", la extensión y los habitantes de la provincia, la Diputación "ha hecho un trabajo realista, no va a ser el maná porque en estos momentos tan críticos haría falta un río de billetes, pero es una iniciativa muy loable, imprescindible e inteligente", además de reclamar una mayor financiación de los entes locales.

  • 1