martes, 23 abril 2019
11:56
, última actualización
Local

La Diputación infló la plantilla con 400 contratos en 2007

El PP se encargó ayer de poner en entredicho la política de contratos de la Diputación de Sevilla. Con papeles sobre la mesa, denunció que la plantilla se vio incrementada en 400 empleados en 2007, sin que se haya convocado una Oferta de Empleo Público. La Diputación justificó el dato al aumento de programas. Foto: J.D

el 15 sep 2009 / 15:46 h.

TAGS:

El PP se encargó ayer de poner en entredicho la política de contratos de la Diputación de Sevilla. Con papeles sobre la mesa, denunció que la plantilla se vio incrementada en 400 empleados en 2007, sin que se haya convocado una Oferta de Empleo Público. La Diputación justificó el dato al aumento de programas.

El portavoz popular, Juan Bueno, aprovechó el debate de las cuentas de 2007, que se votaba en el pleno, para dudar de la legalidad de los contratos en la Diputación, que vio que su plantilla pasaba de 2.316 a 2.713 personas. "Si no ha habido una OPE -la última fue en 1998 y la de 2004 está anulada judicialmente-, no sé cómo habrán entrado si no es por el dedo socialista", indicó Bueno, que después se dejó de formalismos y denunció casos de "enchufismo". Es más, criticó que se inflen la plantilla "cuando se pregona austeridad en los ayuntamientos" por la actual crisis económica.

La gravedad de la acusación hizo intervenir el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, que quiso acallar las críticas al afirmar que el crecimiento de la plantilla coincidía con el aumento de los proyectos externos captados por la entidad, como la aplicación de la Ley de Dependencia, que necesitó cien trabajadores. Además, defendió que la selección de personal se hizo por "procedimientos legales".

Pero esa no fue la única queja en el plano económico. Bueno criticó las "modificaciones bestiales" de los presupuestos en 2007, con un montante añadido de 123 millones, la escasa ejecución de los proyectos y la falta de partidas de la Junta y el Estado, que "apenas llegaron a la mitad de lo acordado". Villalobos, lejos de amedren- tarse, explicó que las ejecución de la inversión se basa en notificaciones de cada administración, "algo que desconoce quien no gobierna" y negó ser un "derrochador" -como dijo el PP- porque de ser así "sería imposible tener 50 millones para los ayuntamientos".

Gestión del agua. El PP cargó también las tintas en la fusión de Aljarafesa y Huesna. El diputado del PP José Leocadio Ortega preguntó cuanto iba a costar a los vecinos del Aljarafe la unión, ya que el Huesna "arrastra un préstamo de 140 millones que tendrán que pagar todos". Ante eso, la diputada de Ciclo Hidráulico y Sostenibilidad, Rosa Moreno, defendió que "no se perjudicará a los municipios" y pidió a la oposición que no utilice el agua como "elemento de confrontación política".

  • 1