Local

La Diputación lleva 30 millones a los pueblos para modernizarlos

No importa que un pueblo sea pequeño y esté lejos de la ciudad para que pueda acceder al desarrollo sostenible, a la ventanilla electrónica o a la rapidez en el rescate en caso de emergencia. La Diputación pone 30 millones de euros para que se pongan al día.

el 15 sep 2009 / 01:53 h.

TAGS:

No importa que un pueblo sea pequeño y esté lejos de la ciudad para que pueda acceder al desarrollo sostenible, a la ventanilla electrónica o a la rapidez en el rescate en caso de emergencia. La Diputación pone 30 millones de euros para que se pongan al día.

Se trata del plan extraordinario de impulso municipal -que no hay que confundir con el plan extraordinario de inversiones-, un proyecto que presentó ayer en la sede de la Diputación su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, como la "segunda modernización o transformación" de los municipios rurales, tras la "revolución" en la calidad de vida que trajo hace casi 30 años la democracia.

Precisamente la institución provincial pone 30 millones de euros a disposición de las localidades que lo soliciten para esta nueva modernización.

Para poder acceder a la ayuda los pueblos tienen primero que solventar su deuda: hay hasta una veintena de "casos graves" -la Diputación ultima un estudio detallado sobre cuáles son y cuánto deben- que no tienen acceso a subvenciones para modernizarse porque su morosidad lleva aparejada el embargo de las subvenciones del Estado, la mayor fuente de financiación de los municipios después de las licencias urbanísticas.

Pero para el resto de localidades hay todo un plan a tres años -2008 a 2011- para que mejoren en retos del mundo actual como la reducción del consumo energético y el cambio climático, la modernización de los planes de emergencia -mediante la extensión a todos los municipios de vehículos de intervención rápida como las Bombas Urbanas Ligeras (BUL) de los Bomberos, que cuestan 60.000 euros cada una-, la adaptación a las tecnologías de la innovación de munícipes y empresarios y el impulso al empleo y la concertación social.

El pleno de la Diputación debatirá la creación de este fondo -y lo aprobará previsiblemente, dada la mayoría absoluta del PSOE-. Su puesta en marcha llevará consigo el diseño de un mapa energético de la provincia, la apertura de más polígonos industriales y la potenciación del centro de empleo provincial Blanco White, en el barrio sevillano de Bellavista.

Fuentes de la Diputación explicaron que el perfil del pueblo endeudado no se limita a los municipios más pequeños y alejados de Sevilla, sino que también incluyen localidades medias "que hicieron locuras presupuestarias en los 80, no han aprovechado la explosión de las licencias de obra como vía financiera y todavía arrastran esa deuda". En casi todos los casos se trata de localidades con problemas de morosidad antiguos, ya que en la última década el Estado y la UE han sido muy puntillosos en la reducción del déficit público, agregan dichas fuentes.

El que la Diputación se haga cargo de estas deudas no supone un cheque para el despilfarro: los ayuntamientos que se embarquen en este plan no podrán optar a otras líneas de modernización y se tendrán que someter a un plan de saneamiento riguroso.

  • 1