Cultura

La Diputación pidió al ministerio la subvención para Itálica sabiendo que incumplía los requisitos

El festival critica al ministro Wert por su injerencia en la programación de los festivales y dice que esperaba más "sensibilidad"

el 01 jul 2013 / 23:40 h.

El director del Festival de Itálica, Juan Antonio Maesso, aprovechó la rueda de prensa de ayer de Guillermo Weickert para criticar la retirada de la subvención del Ministerio de Educación y Cultura al Festival de Itálica, aunque también aportó nuevos datos al respecto que ayudan a entender por qué el departamento de José Ignacio Wert ha rechazado la petición de ayuda de la Diputación. En primer lugar, según reconoció, la solicitud se presentó a sabiendas de que no cumplía los requisitos de la convocatoria de subvenciones. Maesso explicó ayer que el ministerio cambió la normativa que regula estas ayudas en “enero o febrero”, introduciendo un nuevo requisito, que en la programación de los festivales haya al menos compañías de tres comunidades autónomas, además de la que alberga la cita. La Diputación presentó su petición en marzo, conociendo que no cumplía este punto, aunque sin posibilidad de hacer nada para corregir esto, porque “la programación estaba cerrada”. Además, el director confiaba en la “sensibilidad” de Cultura, pero finalmente le denegaron los 100.000 euros. Cabe recordar que hasta la llegada de Wert al ministerio, algunos de los grandes festivales de España contaban con una ayuda nominativa, es decir, fija, que se habían ganado a fuerza de años demostrando su valía y prestigio. El nuevo ministro decidió eliminarlas casi todas y enviar a todos los certámenes a un concurso público. El resultado, viendo el caso de Itálica, será un menor número de ayudas concedidas. Cuando se conoció hace unos días la negativa del ministerio, la diputada provincial de Ciudadanía, Participación y Cultura de la Diputación, Beatriz Sánchez, mostró su sorpresa ante la postura alcanzada por Wert sobre la financiación del festival ya que, indicó, “cuando su director y yo misma hemos mantenido en Madrid reuniones con el cuerpo técnico del Inaem, en ningún momento se nos ha informado de dicho requisito y la subvención quedaba prácticamente comprometida, tal como ha ocurrido en muchas ediciones anteriores”. No obstante, ayer Maesso reconoció que conocía esta condición. En opinión del director del certamen, este requisito es “absurdo”, puesto que supone una injerencia en la labor de los directores artísticos, que son quienes deciden qué compañías se traen. Además, recordó que Itálica siempre ha apostado por formaciones de todas las comunidades. Maesso cree que se trata de una decisión política que sólo persigue “ahorrar unas migajas” y auguró que el año que viene desaparecerá esta cláusula porque, aseveró, hay quien dentro del ministerio ha mostrado su disconformidad por lo ocurrido. En cuanto a la aportación de la Junta de Andalucía, el director de la cita contestó que facilita las sedes del evento, si bien desde la pasada edición de 2011 no invierte cuantías económicas en este festival, si bien no incidió en que sea necesaria una mayor colaboración de la Consejería de Cultura. Tampoco la Unión Europea ayuda, ya que hace años decidió no colaborar con los festivales para no tener que elegir entre unos y otros. "Europa debería apoyar, pero no apoya", lamentó Maesso. El presupuesto de este Festival de Itálica asciende a 550.000 euros que aporta la Diputación de Sevilla íntegramente, frente a los 700.000 euros con los que contó en 2011.  

  • 1