La Diputación reduce a tres los servicios de recogida de basura

La medida está previsto que se lleve al próximo pleno de la institución provincial. El objetivo de esta reunificación de mancomunidades es optimizar el servicio

el 28 ago 2013 / 21:06 h.

Las ocho mancomunidades de gestión de residuos sólidos urbanos se unificarán en tres consorcios, según informó el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien indicó que esta medida se incluye en el segundo Plan Director de Residuos, que se prevé sea aprobado en el próximo pleno de la Corporación provincial. El objetivo de esta unificación es maximizar la reducción de material que va al vertedero y la “supramunicipalización” de la recogida de basuras. residuosok En declaraciones a Europa Press, Villalobos explicó que la aprobación de este segundo plan se encontraba a la espera de que la Junta de Andalucía aprobara el plan director regional y el reglamento de residuos, para que no existieran “contradicciones” entre ambos documentos. Se prevé que vaya ahora al próximo pleno, aunque antes “tendría que ir a las comisiones informativas y a las mancomunidades para que sea debatido”, puesto que su puesta en marcha será “consensuada”. “Desde 2008, Sevilla tiene resuelta eficientemente la recogida y traslado hasta plantas de transferencia de los residuos urbanos a través de ocho mancomunidades”, manifestó Villalobos, que indicó que el segundo plan plantea el reto de unificar los entes existentes para reducir el costo en materia de residuos sólidos, algo que “no obedece a un capricho”, sino que está marcado por las nuevas directrices españolas y europeas. Así, las mancomunidades de la Sierra Norte, Vega, Écija, Campiña 2000, Los Alcores, Guadalquivir y Bajo Guadalquivir, además del consorcio Sierra Sur-Estepa quedarán agrupados en el Consorcio Central de Residuos, ya en funcionamiento, y en los nuevos Consorcio Septentrional de Residuos, que incluirá los residuos de la Sierra Norte y de la Vega, y el Consorcio Oriental de Residuos, para la zona de Écija, Estepa, Sierra Sur y Campiña. En estos dos últimos estaría integrada la Diputación también, que entraría “directamente a intervenir en la gestión del tratamiento con la aportación que corresponda”. Villalobos marcó como objetivo que la provincia recicle el 70% de los residuos, lo que supone un 20% más de lo fijado en la directiva marco y requiere “un gran esfuerzo de adaptación de toda la infraestructura”. Se pretende, además, conseguir que la recogida se haga del modo “más eficiente posible, desde el ámbito supramunicipal, para optimizar el uso de los vehículos y la estructura creada en la provincia”. “Esto tendría unas consecuencias económicas positivas para los municipios que integran esos consorcios”, resaltó. Igualmente, Villalobos explicó que el primer plan director finalizó en 2008, periodo desde el que se ha estado funcionando con un programa de transición, donde se ha ido apostando por la mejora de lo conseguido en ese primer plan. En él se formalizó a través de ocho mancomunidades, de las que cinco gestionan las plantas de tratamiento de residuos, como la de la Vega, la de Los Alcores, el Bajo Guadalquivir, Campiña 2000 y el Consorcio Sierra Sur-Estepa. En el citado periodo de transición, se han invertido 16 millones por parte de la Diputación, mejorando la recogida domiciliaria de residuos, con más vehículos, puntos limpios o contenedores. Además, se renovó el 30% de la flota, con 5,5 millones; se ha completado la dotación de contenedores con 1,8 millones; y se han creado nuevos puntos limpios, que alcanzan más de 60 municipios, por 1,1 millones.

  • 1