La Diputación reduce un 5,5% la partida en personal sin tocar la plantilla

El presupuesto total sube un 13,5% hasta alcanzar los 404,9 millones.

el 22 nov 2013 / 23:30 h.

entrega de presupuestos de la diputación a la oposición El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, entregó ayer a los grupos con representación en la Corporación provincial el documento de presupuestos para 2014, que será aprobado en un pleno extraordinario que se celebrará a principios de diciembre. El objetivo es negociar con la oposición y obtener el mayor consenso posible. De momento, ya cuenta con el apoyo de UGT, CCOO y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES). En concreto, el presupuesto de la Diputación para el próximo año subirá un 13,5% y alcanzará los 404,9 millones de euros. Este importante incremento se debe a que la Corporación transferirá 50 millones de euros de sus activos financieros al Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef), para que éste a su vez se los preste a los ayuntamientos a coste cero. Sin embargo, tal y como explicó ayer el diputado de Hacienda, Manuel González Lora, las cuentas de 2014 se caracterizan por su austeridad. Prueba de ello es que el capítulo de personal bajará un 5,5%, a pesar de que se garantiza que se mantendrá el empleo, es decir, no habrá despidos. Esta cuadratura del círculo se ha efectuado porque, tal y como exige el Gobierno central, no se cubrirán todas las vacantes. Otros gastos que se reducirán considerablemente son los corrientes: un 4,5% en protocolo, un 10,9% en publicaciones, un 10,1% en transporte y un 28,4% en material no inventariable. No obstante, Lora aclaró que el dinero destinado a inversiones ascenderá a 277,92 millones, sólo un 0,09% menor que en 2013. En esta ocasión y como viene siendo habitual en la Diputación, la partida más elevada para inversiones se la llevarán las políticas sociales, que contarán con 167,3 millones de euros, a pesar de que, según denunció el diputado, el Gobierno central cada vez está recortando más sus aportaciones. Pese a todo, se mantiene la red de servicios sociales comunitarios, crece la aportación a la dependencia, se mantienen las residencias propias y concertadas, los centros de discapacitados y alzheimer, la atención a la drogodependencia, los programas a colectivos desfavorecido, el apoyo a entidades sin ánimo de lucro, la ayuda humanitaria y los centros educativos. La cultura y el deporte también tendrán su dotación, aunque muy inferior, pero vuelve a haber aportación para el Cross de Itálica y se destinarán 500.000 euros para la capilla de San Luis. Por último, habrá una partida de 9,7 millones para los programas europeos Feder, entre otras dotaciones presupuestarias.

  • 1