Local

La dirección ve necesario recortar gastos de personal

La empresa municipal de transportes ha incrementado sus pérdidas un 12% en 2008, llegando a los 54 millones de euros. Sus gestores reconocen que sólo pueden recortar gastos en materia de personal, ya que en combustible, vehículos y seguros están muy justos. Dentro de un mes se presentarán soluciones en el consejo de administración.

el 16 sep 2009 / 00:43 h.

TAGS:

La situación económica de Tussam es "muy cruda". Lo dicen sus gestores y sus cuentas de 2008, que cerró con pérdidas de 54 millones de euros. Los ingresos por billetes, 41 millones, no dan ni para pagar los sueldos, más de 63 millones. La empresa descarta la privatización y reconoce que sólo puede limar gastos del capítulo de personal.

Incómoda y poco esperanzadora fue la rueda de prensa de Guillermo Gutiérrez, vicepresidente de la empresa pública de transportes, y Carlos Arizaga, su gerente. Según los datos presentados ayer al consejo de administración, las pérdidas acumuladas el pasado año superan en casi siete millones las registradas en 2007, lo que supone un incremento del 12%. No quieren hablar de quiebra técnica, sino de "riesgo de inestabilidad de la empresa", un concepto intermedio que se resume en que "las deudas son mayores que la capacidad para pagarlas". De ahí que urja presentar propuestas para aliviar esta situación límite. No quisieron señalar ninguna ni Gutiérrez ni Arizaga, pues entienden que es el consejo de la empresa el que ha de ponerlas sobre la mesa. Será dentro de "un mes máximo", cuando hayan podido integrar la negra radiografía que ayer les presentaron.

Sin embargo, sus declaraciones dejaron claro que la única "actuación" en la que se pueden reducir gastos es en personal, que cada año cuesta 63 millones, "el gasto más grueso" de Tussam (66% del total). Gutiérrez reconoció que tienen "poco margen" para arañar euros en combustible o seguridad, y dejó claro que no es partidario de limitar la renovación de la flota de autobuses (en pleno proceso, con más de 50 vehículos a gas natural), pues ese freno supondría una "merma" de calidad para el usuario. Así, las "soluciones" para lograr el "equilibrio" en la empresa pasarían por intervenir en el capítulo de personal. "Es obvio que la carga de personal es la más grande que tenemos", asumió el número dos de Tussam. Aunque insistió en dejar las propuestas para el consejo, matizó que reducir la plantilla no sería positivo, "pues afectaría también a la calidad y a la frecuencia del servicio". Si no hay tijeretazo en los trabajadores, ¿qué queda? ¿Se podría reducir el sueldo? Gutiérrez pide que se espere a las conclusiones del consejo. ¿Y ampliar la jornada laboral? El vicepresidente contesta con un dato: como media, los conductores de las grandes ciudades de España trabajan de siete horas y media a ocho, cuando en Sevilla no pasan de siete. "Ese desfase de media hora, por 1.200 conductores, por 365 días al año, es un incremento notable de los gastos, evidentemente", concluyó.

  • 1