Local

La directora de la guardería alega que de 11 menús comen 31 niños

La propietaria se basa en su experiencia profesional para afirmar que la alimentación era "suficiente".  

el 14 jul 2011 / 11:56 h.

TAGS:

Fabricio, ya es jugador del Real Betis.

-->

María del Dulce Nombre Felices, propietaria y directora de la guardería Las Tres Torres, en Sevilla Este, reconoció ante el juez de instrucción del caso que repartía una media de cinco menús de bebés -papilla de verdura con carne o pescado y fruta o yogur- y seis o siete de mayores -primero, segundo y postre- entre los 31 niños que asistían al servicio de comedor de la escuela infantil. Y en su defensa, argumentó que, "desde su experiencia", pues "no se ha asesorado por ningún nutricionista", era comida suficiente: "Los niños comían en calidad y cantidad", aseguró a los medios de comunicación. 

Felices, con diez años de experiencia en el sector y otras dos guarderías en Sevilla, explicó que llevaba cuatro años con el mismo catering, Colecatering, y que los menús eran "abundantes". "No podemos hacer demagogia con la palabra menú -afirmó-, porque incluso en los restaurantes hay algunos en los que son discretos y en otros son abundantes".

Además, la directora de Las Tres Torres, que declaró como imputada por los hechos descritos en la denuncia presentada por los padres, explicó al magistrado del juzgado de instrucción número 7, que no existe ninguna normativa que le obligue a dar un menú por niño, ni siquiera el concierto que tenía con Educación -que paga un porcentaje del servicio de comedor en función de la renta de los padres, que abonan el resto-. Sólo tras el requerimiento de la Junta de Andalucía, cuando se revocó el concierto el 27 de mayo, la Delegación le recomendó que ofreciera un menú por niño.

La propietaria de la guardería, que destacó que siempre ha tenido "buenísima fama y lista de espera" y admitió ante el juez que tiene a dos alumnos con plazas privadas pese a ser un centro concertado, atribuye la denuncia de los padres al enfado de una empleada, María de Gracia, después de que le restara 15 días de sueldo a su compañera Tamara, que dejó Las Tres Torres en enero.

En su defensa, María Felices aportó un informe pericial de un pediatra, que respalda la tesis de la alimentación suficiente, así como un acta notarial que recoge cómo, a partir de la denuncia de los hechos, el catering comenzó a reducir las cantidades.

La abogada de la acusación, Rosa Díaz, estudia la posibilidad de impugnar este "estudio de valoración que ha hecho un médico a partir de los documentos aportados en las diligencias previas, pero sin haber reconocido a ningún niño".

"Los niños se quedaban con hambre"

"Los padres estaban informados de lo que comían sus hijos, se les manda un informe por escrito cada día", aseguró la propietaria y directora de la guardería Las Tres Torres, María Felices, al juez en la vista preliminar celebrada ayer.

Tras la directora, dos profesoras del centro prestaron declaración en calidad de testigos. Ambas ratificaron lo que han denunciado los padres: "El primer plato era suficiente pero el segundo, insuficiente", afirmó Chari. "Los niños pedían más alimento, se quedaban con hambre", comentó Ángela.

Inmaculada Verdón, madre de Claudia, asegura que su hija llegaba a casa pidiendo más comida. A Cristina Rutia le sorprendía que cada día le pidieran que llevara más merienda para su niña: "un potito de fruta, una torta de aceite, un sandwich..."

  • 1