Local

La dispar evolución de SOS y Ebro Puleva

el 02 ene 2010 / 19:39 h.

TAGS:

Aunque ni SOS Corporación Alimentaria ni Ebro Puleva, los mayores grupos alimentarios del país, tienen su sede social en Andalucía, sí poseen aquí sus principales fábricas y ejercen un gran poder de arrastre sobre la agricultura regional, sobre todo en los sectores del aceite de oliva y el arroz. Para la primera, 2009 ha sido el año de su derrumbe bursátil, mientras que la recuperación marcó a la segunda.

En concreto, SOS ha caído nada más y nada menos que un -80,73%, hasta 2,19 euros por título (precio de saldo), en este fatídico ejercicio, en el que el polémico y multimillonario crédito que se autoconcedieron los antiguos gestores y primeros accionistas, los hermanos Salazar, puso en números rojos a la compañía y obligó a reestructurar el accionariado y la dirección y a poner en venta a todos su negocios salvo el oro verde.

El valor en bolsa de la primera aceitera del mundo ha pasado, pues, de 1.746,07 millones de euros a 336,31 millones, un mazazo para sus accionistas, que se quedan este año sin ver los dividendos. Así, las cajas de ahorros andaluzas Unicaja, Cajasur, Cajasol y Caja Granada, que suman el 24,704% del capital, pierden en bolsa por esta participación 348,26 millones en un solo año.

Ebro Puleva, dos de cuyas filiales tienen sede social en Andalucía (Puleva Biotech en Granada y Herba en San Juan de Aznalfarache, Sevilla), cerró la última sesión bursátil de 2009 en 14,53 euros y una capitalización de 2.290,55 millones. Su revalorización anual ha sido, por tanto, del 48,26%, superior en 18 puntos al Íbex 35.

Es más, Ebro Puleva entró por vez primera en 2009 en este selectivo de las 35 firmas cotizadas con mayor volumen de negociación. Los inversores premiaron su estrategia de desinversión en el azúcar y la apuesta por negocios de mayor valor añadido.

  • 1