Local

La donación cruzada llega a dos hospitales andaluces

Los órganos vitales sólo se pueden donar al morir, pero es posible ofrecer en vida un riñón porque basta mantener el otro para vivir. Familiares y cónyuges son los principales donantes de este tipo pero un 30% son incompatibles con su pariente enfermo.

el 15 sep 2009 / 10:08 h.

TAGS:

Los órganos vitales sólo se pueden donar al morir, pero es posible ofrecer en vida un riñón porque basta mantener el otro para vivir. Familiares y cónyuges son los principales donantes de este tipo pero un 30% son incompatibles con su pariente enfermo. La donación cruzada les permite salvar otra vida y que otro salve la de su familiar.

El año pasado, dos hermanas acudían a diálisis al Virgen de las Nieves de Granada. Ambas tenían riñones poliquísticos y esperaban un trasplante. Sus respectivos maridos les ofrecieron los suyos, pero eran incompatibles con sus esposas. El nefrólogo Antonio Osuna halló la solución: tras comprobar que cada donante era compatible con su cuñada realizó una donación cruzada.

En este caso todo quedó en familia pero el objetivo es elaborar una lista nacional de parientes de enfermos dispuestos a donar que han resultado incompatibles con sus familiares, para aprovechar su generosidad sabiendo que la de otro salvará la vida de su ser querido. Se trata de poner en marcha un proyecto de donación cruzada que iniciarán a principios de 2009 seis hospitales españoles, entre ellos el Virgen de las Nieves de Granada y el Virgen del Rocío de Sevilla (se exige que hayan hecho más de 15 trasplantes de donante vivo en los últimos tres años).

El coordinador autonómico de trasplantes, Manuel Alonso, y el doctor Osuna -integrante del equipo que desarrollará este proyecto- coincidieron ayer en destacar las bondades del trasplante renal de donante vivo: "es el que mejor resultados da y el que menor riesgo tiene", según Alonso. La morbilidad es menor al 3 por mil, por debajo de la de donantes muertos, "y el paciente se va a casa a los tres días de la operación para hacer vida normal".

Mientras año tras año aumenta el índice de trasplantes por la aceptación de las familias a donar los órganos de sus parientes fallecidos, Alonso reconoce que los trasplantes renales de donantes vivos son aún una asignatura pendiente. Frente a tasas del 36,3% en EE.UU o el 16,9% en Europa, en España se sitúa en el 6,4% y en Andalucía está ligeramente por encima, en un 7,6%.En Andalucía todos los hospitales que hacen trasplantes practican los de donantes vivos mientras que a nivel estatal sólo el 60% de los centros lo hacen.

Así, en lo que va de año ya se han practicado catorce trasplantes de este tipo en los hospitales andaluces (seis en el Virgen de las Nieves, tres en el Virgen del Rocío, otros tres en el Puerta del Mar y dos en el Regional de Málaga). La previsón es superar los 26 del año pasado y alcanzar la treintena.

Dos hospitales andaluces colaboran ya con otros cuatro estatales en la elaboración de una lista de donantes incompatibles con sus familiares para practicar donaciones cruzadas y evitar la "frustación" que según Osuna se genera en ellos y que en ocasiones desemboca incluso en cuadros depresivos, sin olvidar claro está, el principal objetivo: salvar vidas.

  • 1